Abogados Noticias Política

Comisión independiente investigará ataque al Capitolio

Capitolio de Estados Unidos en Washington DC.

La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, informó que el Congreso de Estados Unidos establecerá una comisión independiente, similar a la de los atentados del 11 de septiembre de 2001, para investigar la insurrección que tuvo lugar en el Capitolio el pasado 6 de enero y donde murieron cinco personas.

Redacción Negocia en Miami.-

Pelosi dijo el lunes que la comisión «investigará e informará sobre los hechos y causas relacionados con el ataque terrorista interno del 6 de enero de 2021 contra el Complejo del Capitolio de Estados Unidos… y relacionados con la interferencia con la transferencia pacífica del poder».

Eran en su mayoría hombres blancos, educados y con buenos empleos. Algunos eran empresarios, detalló.

Pelosi ofreció detalles a sus colegas demócratas a través de una carta, en la que les explicó que la Cámara también hará gastos suplementarios para impulsar la seguridad en el Capitolio, mencionó Voice of America (VoA).

Después de la absolución del expresidente Donald Trump en su segundo juicio político en el Senado, el apoyo bipartidista parecía estar creciendo para la creación de una comisión independiente que examine los hechos violentos.

Las investigaciones sobre los disturbios ya estaban planeadas y las audiencias del Senado programadas para finales de este mes en la Comisión de Reglas del Senado. Pelosi pidió al teniente general retirado del Ejército Russel Honoré que dirigiera una revisión inmediata del proceso de seguridad del Capitolio.

«De sus hallazgos y del juicio político queda claro que debemos llegar a la verdad de cómo sucedió esto», indicó en su misiva. «Mientras nos preparamos para la Comisión, del informe provisional del general Honoré también queda claro que debemos presentar una asignación suplementaria para garantizar la seguridad de los miembros y la seguridad del Capitolio», agregó.

Los argumentos a favor de condenar al presidente Donald Trump en juicio político por incitar a la insurrección continúan en Washington D.C.

Los legisladores de ambos partidos, que conversaron con programas de noticias del domingo, señalaron que era probable que se realicen más investigaciones. El veredicto del Senado el sábado, con una mayoría de 57-43 y a 10 votos menos que los dos tercios necesarios para condenar a Trump, apenas puso fin al debate sobre la culpabilidad del expresidente republicano por el asalto del 6 de enero.

«Debería haber una investigación completa sobre lo que sucedió», dijo el senador de Louisiana Bill Cassidy, uno de los siete republicanos que votaron para condenar a Trump. «Lo que se sabía, quién lo sabía y cuándo lo supieron, todo eso, porque eso sienta las bases para que esto nunca vuelva a suceder».

Una comisión independiente similar a la que investigó los ataques del 11 de septiembre probablemente requeriría la creación de una legislación. Eso elevaría la investigación un paso más, ofreciendo una contabilidad de eventos definitiva respaldada por el gobierno. Aún así, dicho panel plantearía riesgos de agudizar las divisiones partidistas o eclipsar la agenda legislativa del presidente Joe Biden.

«Todavía hay más evidencia de que el pueblo estadounidense necesita y merece escuchar, y una comisión como la del 11 de septiembre es una manera de asegurarnos de que el Capitolio esté seguro en el futuro», dijo el senador demócrata Chris Coons de Delaware, un aliado de Biden. «Y que dejamos al descubierto el récord de cuán responsable y cuán abyectamente violatorio de su juramento constitucional fue realmente el (ex)presidente Trump».

Los fiscales de la Cámara de Representantes que abogaron por la condena de Trump por incitar a los disturbios dijeron el domingo que habían probado su caso. También criticaron al líder republicano del Senado, Mitch McConnell, y otros, cuya actuación describieron  como «tratando de hacer las dos cosas»: tratar de encontrar al expresidente como no culpable pero criticarlo al mismo tiempo.

Les dijo que tenían que «pelear duro» o se quedarían sin país, que tenían que ser fuertes y «luchar como fieras».

El Senado absolvió a Trump de un cargo de «incitación a la insurrección» después de que los fiscales de la Cámara presentaran un caso de que era un «incitador en jefe» que desató a una turba al avivar una campaña de meses de difundir teorías de conspiración desacreditadas y retórica falsa y violenta de que la elección le fue robada.

Los abogados de Trump respondieron que las palabras de Trump no tenían la intención de incitar a la violencia y que el juicio político no era más que una «cacería de brujas» diseñada para evitar que volviera a ocupar el cargo.

Completa el formulario y recibe nuestra asesoría

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.