Noticias Voces de Miami

Tiroteo deja dos muertos y 20 heridos en Miami-Dade

Dos muertos y al menos 20 heridos dejó un tiroteo en las afueras de un establecimiento donde se realizó un concierto en Miami-Dade en la madrugada del domingo, y las autoridades dijeron que es uno de los mayores que ha ocurrido en la historia reciente del condado. Se ofreció una recompensa de $100.000 a quien suministre información que conduzca al arresto y condena de los sospechosos.

Redacción Negocia en Miami.-

Tres de los heridos estaban en condición crítica y ocho de las personas baleadas fueron trasladadas a varios hospitales de los condados Miami-Dade y Broward, y otras 12 buscaron atención médica por sí mismas, dijo el Departamento de la Policía de Miami-Dade.

El jefe policial de Miami-Dade, Alfredo “Freddy” Ramírez, calificó el tiroteo como “otro acto cobarde y selectivo de violencia armada, donde más de 20 víctimas recibieron disparos y dos lamentablemente murieron. Estos son asesinos a sangre fría que dispararon indiscriminadamente contra una multitud y buscaremos justicia. Mi más sentido pésame a la familia de las víctimas”, mencionó El Nuevo Herald.

El hecho ocurrió cuando varias personas se encontraban fuera de El Mula Banquet Hall, ubicado en el Country Club Shopping Center en el 7600 NW 186th Street, cerca de Hialeah, y una camioneta Nissan Pathfinder blanca se acercó frente al negocio a aproximadamente las 12:36 a.m. de este domingo.

Tres sujetos salieron del vehículo y comenzaron a disparar indiscriminadamente contra la multitud, luego entraron en el auto y huyeron del lugar, detalló la policía en un comunicado. El tiroteo sucedió tras finalizar un concierto de rap en El Mula.

Ramírez declaró que “creemos que este fue un ataque selectivo de violencia armada, no fue al azar” y explicó que los presuntos sospechosos estuvieron en el vehículo, en el estacionamiento del lugar, esperando que la víctimas o víctimas salieran del salón de banquetes. Luego dieron vueltas en la zona con la camioneta, después saltaron del auto y abrieron fuego.

También informó que la gente que estaba en el lugar respondió con disparos y que la policía estaba investigando si la seguridad privada contratada por el organizador del evento, respondió al fuego.

Se desconocía la identidad de los agresores y el motivo del ataque.

La alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, dijo que está trabajando con la policía del condado para identificar y llevar a los tribunales a los presuntos responsables de este tiroteo y calificó el hecho de “acto despreciable y a sangre fría”, al tiempo que consideró urgente buscar medidas para erradicar la violencia,.

Ron DeSantis, gobernador de Florida, lamentó lo sucedido y exigió justicia.

“Lamentamos la pérdida de las dos víctimas y oramos por la recuperación de las más de 20 personas heridas en El Mula Banquet Hall, cerca de Hialeah. Estamos trabajando con las autoridades locales para llevar ante la justicia a los perpetradores. ¡La justicia debe ser rápida y severa!”, dijo en su cuenta de Twitter.

El empresario y filántropo Marcus Lemonis, quien conduce el programa The Profit de CNBC, ofreció una recompensa de $100.000 a quien ofrezca información que conduzca al arresto y condena de los sospechosos.

“Ofrezco una recompensa de 100,000 dólares para ayudar a las autoridades de mi ciudad natal @MiamiDadePD a arrestar y condenar al sospechoso / sospechosos… transmitir esto”, anunció en su cuenta de Twitter.

Este tiroteo es uno de los mayores que se recuerde en el condado. Hace siete años, nueve personas fueron baleadas y dos murieron cuando dos hombres se detuvieron en un complejo de apartamentos al otro lado de la calle de Liberty Square, salieron de una camioneta y abrieron fuego con rifles semiautomáticos, un AK-47 y un AR- 15, sobre un grupo de personas que se reunieron en el patio un sábado por la noche.

Según la policía, se utilizó el mismo tipo de arma en el caso de El Mula. Los agentes encontraron cientos de casquillos de bala en el lugar del tiroteo.

El tiroteo también es el segundo con muertos y heridos que se registra en Miami-Dade durante este fin de semana. Una persona falleció y seis resultaron baleadas en el reconocido barrio Wynwood, cerca de las 11:53 p.m del pasado viernes.

La policía también está investigando la posibilidad de que el tiroteo del sábado en la noche esté relacionado con un par de sucesos que ocurrieron en los últimos días en Miami y que dejaron al menos una persona muerta y otras nueve heridas, aunque no han dicho públicamente que ninguno de los incidentes podrían estar conectados.

El jefe de la policía de Miami-Dade dijo que los detectives no tienen pistas que indiquen que el tiroteo estuvo relacionado con el que sucedió el viernes. Pero, dijo, están analizando la posibilidad.

El primer tiroteo ocurrió el pasado jueves en la noche durante una persecución de autos que involucró a personas disparando desde el auto. El incidente comenzó en el estacionamiento del Casino Miami Jai Alai y terminó cuando uno de los vehículos chocó contra un poste. Un transeúnte inocente recibió un disparo, al igual que dos personas en uno de los autos.

El otro hecho se produjo el pasado viernes en la noche afuera de un espacio alquilado que limita con Overtown y Wynwood, siete personas fueron baleadas, una de ellas murió cuando alguien en un vehículo abrió fuego contra una multitud frente al edificio. Docenas de casquillos de proyectiles de al menos dos armas de calibre diferentes cubrían la calle.

“Los tres podrían estar conectados”, dijo Ignacio Álvarez, un mayor de policía retirado de Miami-Dade que trabajó hasta 2016 en el distrito donde ocurrió el tiroteo del domingo por la mañana. “¿Fue una represalia? Probablemente aún no tienen la respuesta”.

Álvarez, quien ahora dirige un bufete de abogados en Miami, dijo que está bastante familiarizado con el club donde ocurrió el tiroteo. Dijo que el espacio se ha alquilado durante años para fiestas y varias veces se llamó a la policía para frenar las peleas.

“Nunca avisaron a la policía cuando estaban celebrando grandes fiestas”, dijo. “Hubo muchas peleas. Al menos en ese entonces, no estaban contratando agentes fuera de servicio. Como mínimo, deberían haber estado fuera de servicio o haberle dicho a la policía sobre el evento”.

 

Completa el formulario y recibe nuestra asesoría

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.