Destacadas Noticias

¿Qué está en juego en las elecciones del 6 de noviembre?

Las elecciones de medio mandato del próximo 6 de noviembre en Estados Unidos no solo significan la renovación de parte del Senado y la Cámara de Representantes o la elección de gobernadores y legislativos estadales. Son mucho más.

Se votan consultas locales, reformas de constituciones estadales (como ocurre en florida) y referendos.

Sobre todo, se decide el equilibrio de poderes a nivel nacional, federal, estadal y local.

Analistas las consideran las elecciones más politizadas de las últimas décadas en Estados Unidos.

En este momento los conservadores controlan la Suprema Corte de Justicia tras la entrada de Brett Kavanaugh, el segundo cambio en menos de dos años. El primero fue Neil Gorsuch, también conservador. Hasta hace un mes la balanza de inclinaba del lado más liberal, pero la entrada de Kavanaugh, elegido especialmente por el presidente Donald Trump, llevará al lado más conservador las decisiones del Supremo, que tiene en sus manos decisiones sobre temas constitucionales y puede hasta decidir si se le abre juicio político a un mandatario.

De los nueve supremos activos hoy uno fue designado por George Bush padre, dos por Bill Clinton, dos por George W. Bush, dos por Barack Obama y dos por Donald Trump.

Se esperan más votantes

En las últimas elecciones de medio período, en 2014, solo votó el 36,4% del padrón electoral, pero para estos comicios se esperan más votantes. En 2014 solamente se registraron 154.500.
800.000 nuevos electores se registraron para esta consulta en septiembre pasado.

Los demócratas han basado su campaña en la premisa de frenar las políticas de Trump, que ha eliminado cambios realizados por su antecesor Barack Obama, como es el caso de Obamacare.

También aseguran los demócratas que controlando la Cámara de Representantes podrán evitar situaciones como la elección de Kavanaugh como juez de la Suprema Corte en medio de un escándalo de acusaciones de abuso sexual.

Cámaras divididas

En el Senado los republicanos tienen 51 escaños y los demócratas 47, con dos independientes. Mike Pence, el vicepresidente, es el voto de desempate.

Las encuestas aseguran que los republicanos tienen 87% de oportunidad de mantener el control de la Cámara Alta.

En la Cámara de Representantes hay hoy 235 republicanos, 193 demócratas y siete escaños vacantes. Los sondeos dan a los demócratas 77,5% de probabilidades de controlar la Cámara Baja con estos comicios.

Temas calientes

Inmigración, economía y sanidad centran la campaña y la agenda legislativa de los dos próximos años.

Los demócratas quieren de alguna manera legalizar a parte de los inmigrantes ilegales en el país, al menos 11 millones de personas. El presidente Donald Trump busca formas para expulsar inmigrantes sin papeles y frenar el ingreso de extranjeros. Es favorable, junto a su partido, de la inmigración controlada y de castigar a quienes infringen las leyes de Estados Unidos.

En cuanto a economía, el Gobierno de Trump aboga por fortalecer a la industria y al empleo en Estados Unidos, algo que ha logrado al reducir el mes pasado el desempleo a 3,7%, su nivel más bajo desde los años 70’.

En economía los republicanos tienen una ventaja de nueve puntos sobre los demócratas, según el Pew Research Center.

La premisa de “hacer a Estados Unidos grande otra vez” tiene seguidores, lo mismo que la política de “compre estadounidense”, aunque ambas generen malestar internacional.

En cuanto al tema sanidad, los republicanos todavía le buscan alternativas a la Ley de Protección al Paciente y Cuidados Asequibles, mejor conocida como Obamacare, que abarató las polizas de seguros médicos e hizo posible que millones tuviesen pólizas, aunque según los republicanos Obamacare despoja a los ciudadanos de la libertad de elegir.

Impacto de las elecciones

Si los demócratas conservan sus escaños actuales y les arrebatan 23 curules a los republicanos, controlarán la Cámara de Representantes, con lo que frenarán algunas de las iniciativas del presidente Trump. Algunos expertos especulan que incluso intentarían abrir juicio político al mandatario y tratarían de revocar el nombramiento de Kavanaugh.

Si los republicanos mantienen o amplían su ventaja, seguirán controlando el Legislativo y la toma de decisiones a nivel Ejecutivo y Judicial.

Trump ya ha dicho que optará por la reelección en el 2020.

Completa el formulario y recibe nuestra asesoría

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.