Destacadas Noticias

Instalaciones militares darán cobijo a migrantes menores de edad

Niños pobres en Estados Unidos

Ante el incremento en el número de migrantes que llegan a Estados Unidos por la frontera sur (con México), el Departamento de Defensa anunció que destinará algunas de sus instalaciones militares a dar cobijo a menores no acompañados que entraron al país de manera irregular.

Redacción Negocia en Miami.-

La operación se llevará a cabo en coordinación con el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) y servirá para «acoger temporalmente» a estos jóvenes en las bases militares de San Antonio-Lackland y Fort Bliss, ambas en Texas, detalló el portavoz del Pentágono, John Kirby, en un comunicado.

«El Departamento de Defensa dará a los funcionarios del HHS acceso a estas ubicaciones de manera inmediata para que comiencen las acciones iniciales para preparar la llegada de niños migrantes no acompañados tan pronto acaben los preparativos», agrega el despacho, citó Voice of America (VoA).

La cartera de Defensa aseguró que será el HHS el que corra con los gastos de la operación y que «no afectará negativamente» a la preparación de las Fuerzas Armadas. «El HHS mantendrá la custodia y la responsabilidad del bienestar y el apoyo a estos niños mientras permanezcan en estas instalaciones», indicó el portavoz.

A pesar de que el Gobierno de Estados Unidos viene insistiendo en que la frontera no está abierta, en las últimas semanas se ha registrado un notable repunte en la llegada de migrantes irregulares al país, especialmente menores de edad, algo que la oposición republicana atribuye a las medidas adoptadas por la Administración del demócrata Joe Biden.

La Casa Blanca asegura que esas medidas obedecían a que era necesario adoptar un trato más humano y acabar con las contraproducentes políticas inmigratorias de la Administración Trump.

Se da la circunstancia de que el expresidente Donald Trump fue muy criticado por recurrir a las Fuerzas Armadas para llevar a cabo su política migratoria en la frontera con México, llegando incluso a declarar el estado de emergencia, una medida que fue revocada por Biden a las pocas semanas de asumir el Gobierno.

En febrero, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) detuvo a más de 100.000 personas en la frontera, un incremento del 28% en comparación con enero. De ellas, 19.246 eran unidades familiares y casi 9.500 menores no acompañados, según datos del CBP.

72% de todas las personas que llegaron a la frontera el mes pasado fue enviado de vuelta a México, según datos del centro de estudios de políticas American Immigration Council.

 

Completa el formulario y recibe nuestra asesoría

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.