Consejos Noticias Voces de Miami

Exigencia de justificación médica baja ritmo en Miami-Dade

En el condado Miami-Dade, el más poblado de Florida, el ritmo de la vacunación contra el coronavirus Covid-19 se ha desacelerado porque los grandes centros de vacunación estatal siguen reglas estrictas como exigir justificación médica para inocular a menores de 60 años o a personas que no estén en los grupos prioritarios.

Redacción Negocia en Miami.-

El suministro de vacunas ha aumentado este mes de marzo, pero los estrictos mínimos de edad emitidos por el gobernador republicano Ron DeSantis se han mantenido, a excepción de las personas médicamente vulnerables, que están obligadas a que un médico les firme una justificación para poder vacunarse.

A una mujer de 86 años la rechazaron por no tener prueba de residencia en Florida. La política de justificaciones médicas se ha aplicado en todos los sitios de vacunación estatales apoyados por el gobierno federal en Miami-Dade, donde cuatro de cada 10 personas no tienen acceso regular a la atención médica, según una encuesta local. Policías uniformados patrullan los sitios, que se han establecido en áreas donde muchos indocumentados trabajan y viven.

Aunque esas normas están destinadas a proteger la campaña de vacunación del turismo médico o de los que se hacen pasar por enfermos para no hacer fila, también podrían ser responsables de frenar el ritmo de vacunación en el sur de Florida, donde los megacentros estatales han visto disminuir el tráfico en las últimas semanas, dijeron expertos en salud pública.

También han estimulado anuncios en Instagram y publicaciones en redes sociales de médicos que buscan aprovechar la prisa por una vacuna, con precios que van de $100 a $400 para visitas de telesalud, destinados a atraer a personas sin médicos.

Clínicas de salud locales para personas con seguro insuficiente o sin seguro dijeron que estaban aceptando nuevos pacientes para ser evaluados para recibir potencialmente la justificación médica para la vacuna, pero prácticamente todos estaban cobrando por el servicio.

Ni la oficina del gobernador ni el Departamento de Salud tomaron una posición sobre si los médicos que cobran a las personas sin seguro por los formularios de vacunación cuando el Miami Herald les preguntó.

En general, la inoculación sigue batiendo récords en Miami-Dade, con más de 10.000 diarios por primera vez.

A medida que ha bajado la cantidad de personas que acuden a los centros de vacunación en Miami-Dade, la alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, ha pedido repetidamente al gobernador que amplíe la elegibilidad y ha levantado las restricciones en los sitios de vacunas administrados por el condado, yendo en contra de las reglas estatales.

Con respecto a la política que requiere el consentimiento de un médico para vacunar a las personas médicamente vulnerables, funcionarios de salud pública han dicho que los funcionarios gubernamentales deben evitar las políticas que establecen barreras de acceso para las personas de bajos ingresos.

DeSantis emitió la orden ejecutiva a principios de marzo, exigiendo que las personas médicamente vulnerables por debajo del mínimo de edad —bajó de 65 a 60 años la edad mínima esta semana— llenen un formulario del Departamento de Salud de Florida firmado por un médico para tener acceso a la vacuna.

 

Completa el formulario y recibe nuestra asesoría

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.