Destacadas Donde invertir en Miami

En Florida exigen más inversión en la gente y menos corporaciones

Alrededor de 11.500 habitantes del estado de Florida consideran que las prioridades actuales en el estado no son las que realmente requiere la región, y peor aún, sus habitantes. 

Mario Beroes/Negocia en Miami.-

La encuesta The People´s Budget Changelle señala que los consultados expresaron que las prioridades que a su juicio debería tener el presupuesto del estado de Florida deben ser en inversiones en salud, vivienda, educación y desempleo y, por tanto, menos beneficios para las corporaciones.

«Los resultados “muestran consistentemente que los contribuyentes quieren ver inversiones en programas relacionados con la educación pública, viviendas y cuidado de salud accesibles”, dijeron los organizadores, según cita la agencia española EFE.

Una coalición de sindicatos, organizaciones comunitarias, propietarios de pequeñas empresas, funcionarios electos y expertos envió la encuesta a miles de floridanos en marzo por correo electrónico, mensajes de texto y anuncios digitales pagados.

Unos 13.800 respondieron y el 84 % de ellos, de todo el espectro político, dijo que quiere que el presupuesto de 2021 mantenga o aumente la inversión en servicios públicos y un 74 % que aumente la inversión en educación pública.

La coalición incluye a organizaciones como Florida For All, Florida Rising, SEIU, 1199SEIU Florida, SEIU-FPSU, Florida Immigrant Coalition, Dream Defenders, Florida Policy Institute y otros, todos ellos contrarios a las políticas del gobernador Ron DeSantis, republicano y afín al expresidente Donald Trunp.

De acuerdo con esas organizaciones, solo un 15 % de los participantes apoya los recortes de fondos para viviendas asequibles, mientras que un 57 % quiere ver una mayor inversión en esta área.

Al mismo tiempo, un 74 % apoya que se eliminen las exenciones fiscales corporativas y el bienestar corporativo y el 78 % respalda que se aumente un punto porcentual la fiscalidad sobre las grandes corporaciones.

Cricket Logan, mecánico del sistema de alcantarillados de la ciudad de St. Petersburg, señaló que los floridanos quieren ver “inversiones en educación, atención médica y vivienda” y están “hartos” del abandono de los servicios públicos e infraestructura.

“Especialmente porque seguimos permitiendo que las corporaciones no paguen impuestos mientras se benefician de la mano de obra barata, la tierra y los dólares de impuestos públicos de nuestros residentes”, subrayó en un comunicado.

Joan Phillips, asistente de enfermería certificada y miembro del sindicato más grande de trabajadores de la salud en Florida, indicó que se necesita un “presupuesto estatal que pague y proteja a los pacientes, los cuidadores y las personas que lo necesitan, no uno enfocado en ofrecer exenciones fiscales a las grandes empresas de atención médica”.

Vivian Smith, madre soltera y miembro del Miami Workers Center, que según dijo ha tenido que vivir con sus hijas en un automóvil varias veces por no poder pagar un alquiler, aseveró que “hay una crisis de vivienda de proporciones masivas en Florida”.

“La gente de Florida necesita hogares, un lugar seguro para dormir y criar a sus hijos”.

Mileyka Burgos-Flores, defensora de las pequeñas empresas e integrante del Colectivo Allapatah, aseguró que “los inmigrantes dueños de negocios no quieren una limosna (…) sino prosperar y vivir ese sueño americano con acceso a capital, acceso a recursos y acceso al crecimiento, al igual que las generaciones anteriores”.

Lemun Fields Jr., técnico de mantenimiento de las escuelas públicas del condado de Palm Beach, dijo que se necesita “un gobernador y legisladores estatales que se preocupen más por el bienestar de la gente y no por los donantes corporativos”.

El presupuesto recomendado por DeSantis al Congreso de Florida para el año fiscal 2021-2022 totaliza unos 96.600 millones de dólares, lo que representa un incremento del 3,6 % respecto al año anterior.

Completa el formulario y recibe nuestra asesoría

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.