Destacadas Real Estate

Conseguir una vivienda en alquiler en Miami: una odisea

En Miami el alquiler promedio de un apartamento pasa de los $1.700. Sin embargo Liberty Square, un proyecto de urbanización de más de 700 apartamentos construido por Related Urban Development, ofrece opciones más económicas.

Redacción Negocia en Miami.-

Liberty Square, ubicado en la calle 65 y la avenida 14 del noreste, en un vecindario principalmente afroamericano, era un proyecto de viviendas públicas construido en la década de 1930, que había caído en un lamentable estado de abandono.

El condado de Miami-Dade puso a licitación el nuevo proyecto, y lo asumió The Related Group, que construye allí viviendas públicas, asequibles y para vender al precio regular del mercado. Inaugurada la primera fase en octubre del 2019 y la segunda en octubre del 2020, la compañía seguirá adelante con la construcción de viviendas en la plaza, que compartirán espacio con una clínica de salud, una escuela, un supermercado de una cadena nacional y varios comercios, aclaró El Nuevo Herald.

“Queremos que haya una diversidad económica en las familias que se mudan ahí”, dijo Albert Miló Jr., presidente de Related Urban Development, la división de The Related Group que se enfoca en viviendas públicas y para personas de ingresos bajos y moderados.

Una vivienda se considera asequible cuando el pago del alquiler o de la hipoteca no excede el 30% del ingreso promedio anual de la zona, que en Miami-Dade es $49.930.

Los apartamentos del proyecto, que no son de vivienda pública, cuestan de $1.040 a $1.600 al mes, dependiendo del tamaño, y las familias pueden ganar entre $35.000 a $50.000 para vivir en la urbanización.

El precio de la vivienda en Miami es un tema tan serio que preocupa tanto como el aumento del nivel del mar, señaló un estudio realizado por el Centro Metropolitano Jorge M. Pérez, de la Universidad Internacional de la Florida (FIU).

La crisis de la vivienda es una “amenaza existencial” que ha convertido a Miami en la ciudad grande menos asequible de Estados Unidos, indicó la investigación publicada en enero del 2020. Entonces el 57% de los hogares pagaba más del 30% en costos de vivienda, y más del 33% de las familias gastaba el 50% de su salario en el alquiler.

Con la llegada de inquilinos y compradores del Norte del país a raíz de la pandemia, la demanda de propiedades para alquilar o comprar ha hecho del sur de Florida un mercado de bienes raíces muy hot. Al mismo tiempo, el hecho de que muchas compañías abran nuevas oficinas en Miami, supone una mayor presión para un panorama de la vivienda ya saturado.

La demora para obtener los permisos de construcción es un obstáculo que enfrentan todos los urbanizadores, pero que golpea más a los pequeños como él, que además construye en terrenos distribuidos en varias partes del Condado.

Otro obstáculo es el costo de la tierra en Miami-Dade, que sigue subiendo. Hay que sumarle que ya queda poca en manos privadas.

Sin embargo, una de las ventajas con que cuentan quienes construyen ahora es la herramienta desarrollada hace dos años por la Universidad de Miami, Land Access for Neighborhood Development (LAND), que ha permitido identificar terrenos baldíos, en su mayoría de propiedad pública o de las iglesias, que pudieran resolver la escasez de vivienda.

El futuro está en el aumento de la densidad en las zonas urbanas y en construir viviendas más pequeñas, pero eso requerirá que las personas se eduquen en la idea de que vale la pena disponer de menos espacio para ser propietarios, apuntó un experto, que tuvo que dejar atrás el plan de construir casas con garajes y limitarse a viviendas más pequeñas. En los terrenos más amplios planea construir varios dúplex y viviendas de cuatro unidades, siguiendo la tendencia de más viviendas en menos espacio.

 

Completa el formulario y recibe nuestra asesoría

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.