Destacadas Voces de Miami

Alcaldes debaten reapertura de espacios

Redacción Negocia en Miami.-

Francis Suárez, alcalde de Miami, aseguró que “hemos trazado un plan conjunto, con unos días de diferencia con el Condado, para organizarnos”,

Anunció la creación de un grupo de “embajadores”, o personal entrenado, “que saldrá a la calle a educar”, tanto a dueños de negocios como transeúntes, “sobre las reglas a seguir”.

Entre las normas destacan la necesidad de mantener la distancia física de dos metros entre personas, tal como lo recomendó el Centro de Infecciones y Enfermedades (CDC),  y uso de mascarillas cuando se visita un lugar comercial, además de otras más específicas para los propios establecimientos.

“Quienes no cumplan esas reglas podrían ser multados, incluso arrestados, pero queremos evitar esa situación. Queremos primero darle prioridad a la educación, explicar la necesidad de cumplir las normas”, subrayó el alcalde Suárez.

Sobre el ligero aumento de casos de coronavirus en lugares donde la reapertura fue convocada hace más de un semana, Suárez reconoció sentirse “preocupado” y aseguró que “analizamos las cifras todos los días. Obviamente nos preocupa lo que se reporta desde otros lugares y por ello enfatizamos en la necesidad de cumplir las normas, el distanciamiento físico y el uso de mascarillas”.

Dan Gelber, alcalde de Miami Beach, anunció que su municipio “está listo para reabrir” y enumeró como disponen de ciertos lugares al aire libre, como Ocean Drive y Lincoln Road, para facilitar el funcionamiento de restaurantes, que deben seguir la medida de solo permitir 50% del aforo, cantidad permitida de clientes para atender.

“Estamos analizando la posibilidad de crear más espacios al aire libre, donde los restaurantes y cafeterías podrían expandir sus capacidades”, anticipó.

Carlos Hernández, alcalde de Hialeah, destacó que su municipio sigue la misma línea de regulaciones y que “es responsabilidad de los negocios y las personas cumplir las normas de emergencia”.

El alcalde Miami señaló “deseamos trabajar todos juntos con el Condado, pero desafortunadamente no recibimos mucha información”.

Acerca de la posible fase número dos, que podría relajar ciertas medidas, Suárez subrayó que eso “depende del desarrollo de esta primera etapa. Si todo marcha bien, podría ser dentro de 28 días”.

Entre los puntos más controvertidos se mencionó la prohibición de usar las piscinas en condominios y complejos de edificios: “Analizamos esa situación, que está en manos del Condado ahora. Analizamos la legalidad de la orden, por tratarse de entidades privadas”, añadió.

Completa el formulario y recibe nuestra asesoría

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.