Abogados Negocios Noticias

Qualcomm exige prohibir venta de iPhones ¿Lo logrará?

Qualcomm, en plena escalada de su disputa con Apple, ha solicitado a un organismo público estadounidense que prohíba la venta de ciertos iPhones que, según la empresa, infringen seis de sus patentes.

Qualcomm ha anunciado mediante un comunicado que ha formulado una reclamación a la Comisión de Comercio Internacional de los EEUU, conocida por las siglas ITC, en la que alega que Apple ha “incurrido en importación y venta ilegales” de ciertos iPhones.

Qualcomm arguye que las patentes en cuestión “afectan a tecnologías clave y están en la base de elementos y funciones importantes en los iPhones”, como la prolongación de la duración de la batería y la mejora de eficiencia de los dispositivos.

La empresa urge a la ITC a promover una investigación sobre las infracciones efectuadas en las importaciones de Apple, así como a emitir una Orden Limitada de Exclusión que prohíba la importación de dichos dispositivos a los Estados Unidos y detenga “el uso ilegal e injusto de la  tecnología de Qualcomm por parte de Apple”.

Además de la disputa más reciente sobre patentes, Qualcomm afirma que también quiere conseguir una Orden Limitada de Exclusión contra los iPhones que utilizan procesadores de banda base celular no suministrados por las empresas vinculadas a Qualcomm.

El comunicado de Qualcomm no cita por su nombre a Intel, pero es bien sabido que esta última firma empezó a suministrar chips para algunos de los dispositivos iPhone 7 lanzados en setiembre del 2016.

Qualcomm también trata de bloquear mediante una orden de cese la venta de dispositivos que ya se encuentran en los Estados Unidos y que, a su juicio, violan sus patentes. Los iPhones de Apple se ensamblan en Asia.

Don Rosenberg, vicepresidente ejecutivo y director jurídico de Qualcomm, afirma que “Apple sigue usando la tecnología de Qualcomm, pero se niega a pagar por ella”, y añade que “las demandas planteadas tienen como objetivo detener el uso ilegítimo por parte de Apple de seis de nuestras tecnologías patentadas”.

Ataques y contraataques

La disputa legal entre ambas firmas empezó en enero, cuando Apple denunció a Qualcomm por cobrar un precio excesivo por sus chips y se negó a pagar 1.000 millones de dólares (unos 880 millones de euros) en reembolsos.

Qualcomm contraatacó con una reconvención contra Apple por incumplimiento de acuerdos y varias otras alegaciones.

A continuación denunció a cuatro empresas que fabrican iPhones para Apple por no pagar royalties e infringir los acuerdos de licencia, y entonces, ya en junio, Apple lanzó un ataque legal contra Qualcomm ante un tribunal federal.

A pesar de la última ofensiva de Qualcomm, no parece que Apple vaya a resultar muy afectada a corto plazo por la disputa.

Qualcomm ha indicado que cuenta con que la ITC emprenda una investigación en agosto, pero el caso no se resolverá hasta el 2018.