Destacadas Noticias Voces de Miami

Presidente Trump: El que más gasta en seguridad en su casa de vacaciones

Un total de 41 millones de dólares del presupuesto federal serán destinados al reembolso de costos “extraordinarios” de seguridad para proteger al presidente Donald Trump, en visitas como las que realiza frecuentemente a Palm Beach (Florida).

Desde que tomó posesión el 20 de enero pasado el republicano ha sido cuestionado por el coste adicional en seguridad que implican sus constantes viajes a su club Mar-a-Lago, en Palm Beach.

Además de los 41 millones de dólares para gastos después de la inauguración, el presupuesto nacional, por un total de un billón de dólares, incluye un monto adicional de 20 millones de dólares para el reembolso de los costos previos a la posesión (por un total de 27 millones de dólares).

El congresista por Florida Ted Deutch, uno de los críticos de esos viajes, señaló que se trata de “una enorme victoria para los contribuyentes del condado de Palm Beach”.

Sin embargo, Deutch aseguró que Trump debe asumir personalmente esos costos si va a seguir usando Mar-a-Lago o cualquiera de sus otros centros turísticos de marca “como lugares de vacaciones de fin de semana durante todo el año”.

Los contribuyentes estadounidenses no deberían tener que pagar decenas de millones de dólares para que Trump pueda jugar al golf los fines de semana en sus propiedades”, dijo Deutch en un comunicado.

Matizó que Trump aún debe explicar el uso de su club como una Casa Blanca de invierno, “incluyendo los obvios conflictos de interés y serias preocupaciones de seguridad nacional”.

Trump ha estado siete fines de semana (varios de jueves a domingo) en Palm Beach después de su asunción.

Deutch, junto con los también congresistas demócratas de Florida Lois Frankel y Alcee Hastings, habían solicitado en marzo pasado al presidente reembolsar los gastos o abstenerse de viajar al área.

Los frecuentes viajes de Trump a Mar-a-Lago costaron más de 20 millones de dólares en sus primeros 80 días como presidente, según cálculos de CNN, un ritmo que, de mantenerse, haría que las facturas de viajes de su primer año en la Casa Blanca superaran el total de lo que gastó su antecesor Barack Obama en sus ocho años de mandato.

Un par de viajes a Florida: $ 1,2 millones que pagan los contribuyentes

Un par de viajes recientes de fin de semana del presidente Donald Trump a su propiedad en Florida le costaron a los contribuyentes más de 1,2 millones de dólares, revelaron documentos difundidos el jueves por un grupo conservador.

Los documentos que difundió Judicial Watch son algunos de los primeros que señalan el costo de algunas de las frecuentes visitas de Trump a Mar-a-Lago, su propiedad en Palm Beach, Florida.

Las cifras reflejan únicamente los costos relacionados con el avión presidencial. No se incluyen los gastos de protección del Servicio Secreto ni los vehículos de apoyo que proporciona el Departamento de Defensa, que deben ser trasladados vía aérea.

Uno de los viajes que realizó Trump a inicios de febrero costó cerca de 670.000 dólares y una segunda visita en marzo tuvo un costo de unos 612.000 dólares de acuerdo con la Fuerza Aérea, que opera y da mantenimiento al avión presidencial. Durante su mandato, Trump ha realizado siete viajes de este tipo.

Judicial Watch obtuvo los documentos bajo la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública.

El grupo ha pasado años estudiando el costo de los viajes presidenciales y argumenta que los contribuyentes asumen gran parte del precio.

Tom Fitton, presidente de la agrupación, había dicho previamente a The Associated Press que Trump debería ser transparente sobre el gasto de sus viajes y debería explicarle al pueblo estadounidense los motivos por los que para él es importante acudir a su centro de descanso.

Trump ha utilizado Mar-a-Lago, que no solo es su residencia vacacional sino un centro turístico que cobra membresías de 200.000 dólares, para albergar a dignatarios extranjeros y reunirse con miembros de su gabinete y equipo de asesores.

Video

Miami desde el cielo

Miami