Miami en cifras

¿Tiene sus ventajas invertir en Real Estate?

Cada figura tiene sus ventajas, según explica. Cuando la ganancia neta es mayor de US$ 50.000 anuales, la LLC empieza a pagar menos impuestos que una corporación.

Muchos inversores abren sus LLC en Delaware, ya que allí no figura quiénes son los socios públicamente, como sucede en la Florida. Otras de las figuras usadas son las compañías offshore, para no aparecer en los registros públicos y evitar potenciales impuestos. Según Suazo, crear una firma offshore cuesta entre US$ 1800 y US$ 2200, y su renovación anual, de US$ 875 a US$ 1250.

¿Cuánto es, finalmente, la carga impositiva? Actualmente, una persona que obtiene beneficios netos en Estados Unidos de hasta US$ 50.000 paga un impuesto del 15%. Si gana de US$ 50.000 a US$ 75.000 paga el 25%, aunque no del total. Tributa el 15% hasta US$ 50.000 y el 25% por el excedente. Y así sucesivamente. De US$ 75.000 a US$ 100.000 es 34%, y el máximo de este año es de un 39% para aquellos que ganan entre US$ 100.000 y US$ 335.000 al año. Luego la escala baja levemente.

Caer en las manos de un buen contador puede hacer que el inversor no pague impuestos de más. Como ejemplo, Suazo cita que la corporación tiene las mismas responsabilidades que una empresa de Wall Street: debe declarar impuestos a la Florida y al IRS (la AFIP de Estados Unidos), es decir que tiene doble tasación. Sin embargo, las compañías con un capital menor a US$ 10 millones pueden solicitar al IRS que se la declare como una small corporation (pequeña empresa).

Las playas blancas, el mar turquesa, el orden anglosajón con la espontaneidad latina, la posibilidad de manejarse en español, los costos accesibles, los rascacielos o los pintorescos condominios bajos de colores pasteles. Más allá de cuál sea el motivo, Miami seduce. Antes y ahora. A cualquier precio.

Video

Miami desde el cielo

Miami