Destacadas Emigrar por inversión

Prestamistas privados ¿otra opción para invertir?

Actualmente existen muchos prestamistas privados ya que es muy común la práctica de comprar a precios por debajo del mercado, arreglar y luego revender para sacar una ganancia.

A la hora de planear como desarrollar un portafolio de inversión, una de las herramientas fundamentales es tener un prestamista privado, especialmente si no se dispone de una cuenta bancaria con varios ceros a la derecha.  Además tener una lista de  inmuebles por comprar a buen precio, aunque en algunos casos necesite reparaciones. Es en ese momento cuando tener un proveedor de recursos marca la diferencia para crecer.

Con seis décadas de experiencia en el mercado de la finca raíz, George Michael Schweitzer sabe y conoce del negocio. A sus 83 años de edad sigue activo en su compañía, que no solo se dedica a los préstamos, también tienen una división para administrar casas y edificios. Por si esto fuera poco, es socio fundador  y vicepresidente de la junta directiva del  Biscayne Bank. Con el paso del tiempo, él ha visto como muchos inversionistas han surgido, otros se han quedado en el camino y cómo  ha evolucionado la ciudad.

Durante 20 años estuvo vinculado a una compañía nacional de préstamos con base en Miami, que ofrecía dinero con intereses altos a personas con mal crédito. Hasta que en 1973, decidió darle un vuelco a su vida, dejo de trabajar para otros y abrió su propia empresa en sociedad  con su amigo abogado, Sheldon B. Palley.  Inicialmente, compraban propiedades para ellos a unas tasas de interés del 10% que en esa época eran muy altos, porque los bancos prestaban al 1 o 2%. , fue adquiriendo su portafolio de inversiones y comenzó  hacer préstamos hipotecarios para  otros inversionistas.

A su juicio, un inversionista inteligente debe hacer mucho trabajo de investigación porque cada propiedad es diferente. Es necesario comprar a un precio por debajo del mercado, porque hay que invertir para que el inmueble esté en condiciones para ser rentado. Scheitzer se ha especializado en los llamados “distressed neighborhood” o zonas donde  hay un alto número de unidades en short sale y foreclosure.  En esas área, el  conoce al tipo de inquilino, lo que ellos pueden pagar de renta, los costos para mantener las unidades y habilitarlas luego de que alguien se mude.  Aunque el riesgo es alto, asegura que la recompensa es mayor.