Noticias Política

Trump realiza en Miami primer acto de campaña de 2020

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, habla desde la Florida International University (FIU) en Miami, Florida.

Para el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el general iraní Qassem Soleimani, aniquilado durante una operación autorizada por la Casa Blanca el viernes 3 de enero, estaba planeando “un ataque muy importante”.

Trump encabezó este viernes en una iglesia cristiana de Miami su primer acto de campaña de 2020 en sus carrera por la reelección, destacó el Diario Las Américas.

Explicó que ese peligro fue la razón para ordenar el golpe en el que murió el oficial, al que se le atribuyen acciones contra objetivos israelíes en el mundo como el ataque contra la mutual judía argentina AMIA en Buenos Aires de 1994, que dejó 85 muertos.

EE.UU. atribuye a Soleimani haber fundado las organizaciones terroristas “proxis” de Irán en Medio Oriente, que permitieron a la república islámica extender sus acciones hacia Líbano, Siria, Irak, Yemen, Afganistán y América Latina.

“Estaba planeando un ataque muy importante y lo atrapamos (a Soleimani)”, dijo Trump frente a más de 70 pastores de la mencionada denominación religiosa. Este viernes se lanzó la denominada Coalición de Evangélicos por Trump.

El mandatario agregó que la acción es “una advertencia para los terroristas”, a quienes les dijo que “si valoran su propia vida, no amenazarán la vida de los ciudadanos estadounidenses”.

“Soleimani mató o hirió gravemente a miles de estadounidenses durante un prolongado período, y estaba conspirando para matar a muchos más”, añadió.

El Pentágono informó que el “ataque defensivo”, en el que murió también el vicepresidente de las milicias shiíes iraquíes Multitud Popular, Abu Mahdi al Mohandes, tuvo como propósito “disuadir” futuros planes de Irán.

Trump autorizó el ataque desde su casa en Mar-a-Lago, en Palm Beach, donde pasó las fiestas de fin de año.

Señaló que ordenó “el ataque no para comenzar una guerra, sino para prevenirla”.

Los cristianos “nunca han tenido un defensor más grande, ni tan siquiera similar, que el que tienen ahora mismo en la Casa Blanca, Miren el historial”, reclamó Trump ante los más de 7.000 feligreses reunidos en Kendall.

“Hemos hecho cosas que nadie pensó posible”, alegó. “No solo estamos defendiendo nuestros derechos constitucionales, sino además estamos defendiendo la religión como tal, que está bajo asedio”, subrayó.

Completa el formulario y recibe nuestra asesoría

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.