Noticias Política Voces de Florida

Obligan a funcionarios de Florida reportar casos de ilegales

La Ley SB-168 de Florida, que prohíbe explícitamente las llamadas «ciudades santuario» y obliga a las entidades gubernamentales estatales y locales a «hacer todo lo posible para apoyar la ley federal de inmigración», enfrenta la oposición de grupos activistas proinmigrantes.

Varias organizaciones de Florida se han mostrado contrarias a esta legislación y demandan ante cortes de Florida para pedir la anulación de esta norma, destacó Voice of America (VoA).

Los grupos proinmigrantes han demandado tanto al gobernador de Florida, Ron DeSantis, como a la procuradora general de Florida, Ashley Moody.

La plataforma Community Justice Project considera que es “una ley antiinmigrante, xenófoba y también inconstitucional”, y confía en que la Justicia les acabe dando la razón, acotó VoA.WeCount, organización situada en Homestead (Florida) que ayuda a la comunidad campesina de esa zona, afirmó que este tipo de regulaciones podría dar “poder a cualquier policía a actuar como un agente del ICE” (Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos).

La jueza federal Beth Bloom bloqueó temporalmente una cláusula de esa legislación, la que solicita a los policías locales a cruzar fronteras estatales para cooperar con los agentes de inmigración, ya que la magistrada consideró que eso es competencia exclusiva del gobierno federal, señaló VoA.

Bloom no modificó nada de la parte que obligaba a los agentes de policía a mantener detenidos a inmigrantes indocumentados hasta que las autoridades del ICE se hicieran cargo.

La ley permitiría también tomar medidas contra aquellos funcionarios públicos que no cumplieran con esta normativa e, incluso, podrían ser apartados de sus cargos, aclaró VoA.

El fallo puede ser recurrido.

Completa el formulario y recibe nuestra asesoría

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.