Noticias

Demócratas sumidos en el caos antes de convención para nominar a Clinton

La presidenta del Partido Demócrata renunció el domingo por un escándalo de correos electrónicos filtrados, en un intento por frenar una creciente rebelión de simpatizantes de Bernie Sanders a pocas horas del inicio de la convención en que se nominará a Hillary Clinton como candidata para la Casa Blanca. En la imagen, Clinton durante un discurso el pasado 19 de julio en Las Vegas. REUTERS/David Becker

Demócratas sumidos en el caos antes de convención para nominar a Clinton. La presidenta del Partido Demócrata renunció el domingo por un escándalo de correos electrónicos filtrados, en un intento por frenar una creciente rebelión de simpatizantes de Bernie Sanders a pocas horas del inicio de la convención en que se nominará a Hillary Clinton como candidata para la Casa Blanca.

El persistente resentimiento tras las acaloradas primarias entre Clinton y Sanders se hizo evidente después de que más de 19.000 correos electrónicos filtrados del Comité Nacional Demócrata (CND) parecieron confirmar las frecuentes acusaciones de Sanders de que el CND tenía favoritos en la carrera.

En un comunicado, la presidenta del CND, Debbie Wasserman Schultz, dijo que la mejor manera de que el partido lograra su meta de llevar a Clinton a la Casa Blanca era que ella dimitiera. Sanders había pedido anteriormente en el día su renuncia.

La polémica fue un golpe al liderazgo de un partido ansioso por proyectar estabilidad en contraste a la volatilidad del candidato presidencial del Partido Republicano, Donald Trump. Asimismo, eclipsó los preparativos en Filadelfia para el evento de cuatro días en el que se designará a Clinton como la candidata demócrata que se enfrentará a Trump en las elecciones del 8 de noviembre.

Los más de 19.000 correos electrónicos filtrados el viernes por el sitio web WikiLeaks revelaron que funcionarios del CND exploraron formas de minar la campaña de Sanders por la nominación, incluyendo plantear cuestionamientos respecto a si el político, que es judío, era en realidad ateo.

“No estoy impactado, pero estoy decepcionado”, manifestó Sanders en el programa “This Week” de NBC sobre los correos.

Sanders dijo que Wasserman Schultz tomó la decisión correcta para el futuro del Partido Demócrata. “El liderazgo del partido también debe permanecer siempre imparcial en el proceso de nominación presidencial, algo que no ocurrió durante la campaña”, afirmó.

Clinton dijo al programa “60 Minutes” de la CBS en una entrevista divulgada el domingo que no había leído los correos pero que “era equivocado e inaceptable” el uso de la religión como una estrategia política.

Reuters.

Completa el formulario y recibe nuestra asesoría

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.