Noticias

¡La brecha se va cerrando! Trump y Clinton: dos estrategias electorales enfrentadas

La campaña electoral va tomando forma conforme se acerca el otoño y en Washington las cosas vuelven a la normalidad. Hasta ahora, ha habido mítines, encuentros con periodistas, reuniones con segmentos electorales afines o susceptibles de ser convertidos a la causa, etc. Todo esto ha tenido su efecto, porque ha habido causalidad: la enorme diferencia de que disfrutaba Hillary Clinton sobre su rival Donald Trump se ha reducido muchísimo: inicialmente, Clinton sacaba más de 20 puntos a Trump; ahora solo cinco puntos de estimación de votos les separan.

Otra cosa es que, en un país de ciencias en el que a todo se le pone números, la probabilidad estadística de que Hillary gane es del 80% y la de Trump el 20%. Hillary ganaría en voto popular en todo el país, según las encuestas y la tendencia de los últimos sondeos, y en los principales estados en que se dirimirá la elección (Florida, Ohio, Pensilvania o Michigan). En el Colegio electoral, Hillary obtendría, hoy mayoría absoluta: 272 delegados.

Pero las cosas pueden cambiar conforme evoluciona la campaña y entran en juego nuevos factores. Entre otros, cabe destacar los siguientes. Trump, con un nuevo equipo, parece haber entrado en vereda, se deja asesorar por expertos y lee sus discursos. Insulta menos y hasta pudo parecer que pedía perdón a los muchos que ha ofendido durante la campaña: hispanos, mujeres, afroamericanos, banqueros, empresarios que no le son afines, correligionarios republicanos que creen firmemente que Trump no representa los valores del partido, como los 50 expertos en Seguridad Nacional que, en una carta abierta, dijeron que no apoyarían a Trump ?por no estar en absoluto preparado para ser presidente, ignorarlo todo sobre geopolítica y, lo que es peor, manifestar ningún interés en aprender?. O los casi 300 líderes republicanos de peso que, también abiertamente, no solo no apoyan a Trump, sino que vehementemente se oponen a él: los presidentes Bush padre e hijo y los candidatos presidenciales McCain y Romney.

Llegan los debates en la televisión. Trump ataca con rapidez y ofrece titulares; Clinton es analítica y prefiere entrar en detalle a explicarlos.

Completa el formulario y recibe nuestra asesoría

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.