Noticias Vitrina

Gatorland: un mundo de caimanes y cocodrilos

Para quienes viven o visitan Florida no es sorpresa que el Estado del Sol se ha dado a conocer por ser una zona habitada por por caimanes y cocodrilos. Sin embargo, por más temor que ocasionan estas criaturas, la probabilidad de ser atacado por ellos es 1 en 3.2 millones.

Precisamente para conocer más de su comportamiento, y como “no representan un riesgo mayor”, Brandon Fisher, director de producciones para medios de Gatorland, invita a todos a visitar el parque y conocer “sobre estas expectaculares criaturas”, según un reportaje aparecido en el Orlando Sentinel.

Desde su apertura en 1949, el parque se ha dedicado no solo en la diversión de quienes lo visitan, pero también en convertirlo en toda una experiencia educacional.

En los últimos 10 años, Florida promedió seis mordidas no provocadas por año que son lo suficientemente graves como para requerir tratamiento médico profesional. La frecuencia de estas mordidas graves es variable, pero no ha habido una tendencia significativa en la última década.

Un total de 388 mordidas de caimanes han ocurrido en Florida desde 1948, incluso 24 que fueron fatales, según la comisión de vida silvestre. En junio del 2016, un niño de dos años oriundo de Nebraska murió tras ser arrastrado por un caimán en una laguna de Walt Disney World.

En Gatorland, conocido como la  “capital de los caimanes” podrás disfrutar de caimanes y cocodrilos de todos los tamaños, desde los bebés, también conocidos como ‘gruñidos’, hasta los monstruos de 14 pies que han hecho de Gatorland su pantano de cría (Breeding Marsh).

Fundado por Owen Godwin, su esposa y sus cuatro hijos, se logró convertir en la primera gran atracción turística de la Florida Central, enfocada en lagartos y serpientes. Hoy en día sigue siendo una empresa familiar que ha pasado de generación en generación.

Desde que llegas al parque ubicado entre Orlando y Kissimmee, en 14501 S. Orange Blossom Trail, Orlando, FL 32837 te enfrentas a la gigantesca mandíbula de un caimán (diseñada por el hijo de Godwind) dentro de la cual, grandes y chicos, esperan para entrar y tomarse fotos.

Cada rincón de este parque está rodeado de caimanes y cocodrilos tanto de agua salada y del Nilo, divididos por áreas dependiendo de su edad y tamaño.

Una de las cosas que aprenderás al visitar este parque es la diferencia entre un caimán y un cocodrilo. Aunque la gente los confunde, tienen diferencias, “la más sencilla siendo la forma de su hocico”, dijo Fisher.

Según el experto, los cocodrilos son más grandes y su hocico más delgado mientras que el caimán “tiene su hocico en forma de la letra ‘U’. Así que siempre acuérdense que los cocodrilos son en forma de ‘V’ y los caimanes en forma de ‘U’”.

Son criaturas impresionantes a las cuales, y las cuales, según Fisher “hay que tenerles respeto, y siempre estar acompañado de un experto, pero en Gatorland tienes la oportunidad convertirte en un entrenador por un día, estar cerca de estos reptiles, darles comida y saldrás con un mayor conocimiento y respeto por ellos”, dijo Fisher.

Fisher comenzó a trabajar en Gatorland tan pronto se graduó de escuela superior. Ahora ya lleva décadas laborando con estos reptiles y asegura que cada día aprende más de ellos y se enamora más de su trabajo. “Siempre quise trabajar con animales desde que era un niño. Cuando me gradué de la escuela quise entrar a estudiar un programa aquí en Florida, pero tenía que esperar un semestre. Una maestra de la escuela me recomendó que fuese a Gatorland porque estaban contratando. Años después aquí estoy”, dijo.

Uno de los atractivos del parque es que hace a la gente partícipe de sus actividades.

Gatorland es más que solo un parque de reptiles, también tienen un aviario de vuelo libre, una granja donde puedes alimentar a los animales entre estos cabras, ovejas y venados; espectáculos de animales únicos, la emocionante tirolesa Screamin ‘Gator Zip Line y la nueva atracción conocida como Stompin’ Gator Off-Road Adventure.

En el Screamin’ Gator Zip Line recorres 1.200 pies de distancia a 56 pies de altura y como si el susto no fuese suficiente, debajo verás cientos de caimánes y cocodrilos que te acompañan en tu recorrido.

La nueva atracción, el Stompin’ Gator Off-Road Adventure, representa la mayor expansión en la historia del parque. Se trata de un paseo en un monster vehicle de 12 pies de alto que te lleva por los pantanos, que rodean los 110 acres de terreno a la vez que te presentan los diferentes eco sistemas, todo en medio de una divertida historia de comedia.

 

El otro espectáculo que no se pueden perder es el Gator Jumparoo que presenta a dos de los comediantes del parque que compiten a ver quién es más valiente al ir a alimentar a los reptiles y ver cuál de ellos brinca y lucha más por la comida que agarran directo de sus manos.

“Nosotros tenemos una experiencia clásica de Florida”, aseguró Baross. “Una familia entera puede visitarnos por menos de lo que cuesta un boleto en un parque grande”, aseguró.

La meta de Gatorland, abierto los 7 días de la semana, 365 días del año, es “dar sonrisas a la gente y memorias especiales para que puedan pasar con la familia”, aseguró Baross.

El parque abrió sus puertas bajo el nombre de Instituto de Vida Silvestre de Florida, más tarde se renombró como “Villa de las Serpientes y Granja de Caimanes”, hasta que en 1954 cambió su nombre al actual.

VIDEO: Gatorland, el paraíso de los lagartos gigantes

Completa el formulario y recibe nuestra asesoría

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.