Consejos Noticias Vitrina

El arte urbano en Miami dispuesto las 24 horas

El corazón de la escena artística de Miami es el Distrito de arte de Wynwood, un vecindario redescubierto por artistas atraídos por el bajo costo de los alquileres en el área y la Design and Architecture High School (El Colegio de Diseño y Arquitectura, también conocido como DASH). En pocos años, la vibrante y creativa comunidad de la zona llamó la atención de luminarias del arte y del diseño. Cuidando al máximo su carácter hip hop, el distrito ofrece también espacio a artistas prometedores.

Wynwood, que se encuentra a lo largo de la NW 2nd Avenue y en un puñado de calles laterales. El corazón y el alma de vecindario son las Paredes de Wynwood.

Lo que comenzó como el sueño de un hombre de elevar la opinión pública sobre el arte callejero y que en el pasado fue un distrito que albergaba almacenes, ahora es un sitio que atrae a visitantes locales y conocedores. El trabajo de más de 50 artistas locales e internacionales se puede ver por toda el área y el movimiento ha inspirado la creación de las Puertas de Wynwood (“Wynwood Doors”) para negocios adyacentes e instalaciones “Fuera de las Paredes”.

Mantenga el espíritu del arte callejero bebiendo una cerveza artesanal en la Wood Tavern. Las cosas son particularmente efervescentes durante la Caminata de Arte de la zona, que tiene lugar el segundo sábado del mes. En ocasiones durante los eventos se ofrece a los transeúntes vino y bocadillos de cortesía en las galerías locales.

En diciembre es obligatoria una visita a Miami porque la ciudad se convierte en anfitriona del Arte Basel, una exposición de arte masiva, en toda la ciudad, que exhibe lo mejor del arte moderno y contemporáneo. Ya sea que te apasiona la fotografía, la pintura o las instalaciones a gran escala, encontrarás innovadores trabajos de artistas que ya se han forjado una reputación y de artistas nuevos en la escena internacional.

 

Completa el formulario y recibe nuestra asesoría

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.