Destacadas Noticias

Educación: Calidad desde el preescolar

Mejorar la calidad de la educación en Latinoamérica, desde sus incios, es decir desde el preescolar es la tesis proncipal que se está discutiendo en la VII Asamblea Latinoamericana en Primera Infancia en la región, que se lleva a cabo en Montevideo, Uruguay.

La Organización Mundial de la Educación Preescolar (OMEP) en América Latina comenzó sus deliberaciones en la capital de ese país suramericano, se tratará la problemática del acceso y calidad al derecho a la educación durante esa etapa escolar.

“Entendemos que la calidad es un atributo del derecho a la educación que tiene que ver (con) el acceso para que todos los niños y niñas en la primera infancia tengan el derecho de poder acceder a la educación”, explicó a la prensa la vicepresidenta regional para América Latina de la OMEP, Mercedes Mayol Lassalle.

Mayol Lassalle especificó que todo este trabajo lo realizan siempre “desde el gran paraguas de los derechos humanos”.

La asamblea, bajo la consigna de “Calidad de atención y educación en la primera infancia”, tendrá lugar hasta el 13 de mayo y asistirán delegados y observadores de Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, El Salvador, México, Panamá, Perú, Uruguay y Venezuela.

Estos países, además de Cuba, son los actuales participantes de esa organización en Latinoamérica.

Mayol Lasalle explicó que, aunque la educación infantil “ya hace varios años que se percibe cómo un derecho del niño de 4 y 5 años, todavía está, de alguna manera, privatizada la infancia, en el interior de la familia, y los Estados tienen obligaciones”.

“Y nosotros no estamos diciendo que la educación infantil tiene que tener el formato de una institución escolar concreta, sino que el Estado debe velar también por sostener a las familias en la garantía de todos los derechos del niño”, remarcó.

Además, sostuvo que la organización “pone el acento” en la educación porque consideran que es “un derecho y una herramienta” para poder concretar los demás derechos como la salud, la identidad y toda la protección en general.

En particular, precisó que se debe realizar un seguimiento a partir de “grandes criterios” que tengan que ver con lo cultural y con lo que un país considere que es valioso para la infancia.

En ese sentido, concretó que hay que “hacer grandes esfuerzos” en el criterio sobre la importancia de la profesionalidad en quienes atienden a los niños pequeños y orientan su educación.

También, comentó otro criterio en lo referente a “priorizar la inversión” por parte de los Gobiernos de los países, y advirtió que la OMEP “está firmemente determinada a hacer incidencia política y a obligar a los Estados a cumplir con sus compromisos”.

“Toda la infancia tiene una condición especial jurídica que es el interés superior. Aún estando en crisis, teniendo ajustes presupuestarios en función de las realidades de que atraviesan nuestros países, la prioridad es invertir en la primera infancia”, concluyó.

Completa el formulario y recibe nuestra asesoría

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.