Noticias Política

Trump inicia carrera por reelección

La convención republicana en la que Donald Trump sería nominado como el candidato del partido a la elección presidencial de Estados Unidos buscará posicionar al multimillonario frente a los votantes como un líder que puede defender al país de las amenazas de los delitos violentos y los militantes islamistas. En la imagen Melania Trump saluda a su marido Donald Trump en el escenario de la convención en Cleveland, Ohio, el 18 de julio de 2016. REUTERS/Mark Kauzlarich

El presidente Donald Trump realizó el fin de semana en Tulsa, Oklahoma, su primer mitin de campaña desde el comienzo de la pandemia de coronavirus Covid-19. El evento fue diseñado para ser una muestra de fuerza política para revitalizar su base de seguidores antes de las elecciones de noviembre.

Redacción Negocia en Miami.-

Sin embargo, en evento fue eclipsado por los temores de coronavirus y por una participación menor a la esperada

El mandatario dijo que «la mayoría silenciosa es más fuerte que nunca», llamó a sus partidarios «guerreros» y atacó temas familiares de campaña que incluyen los bajos impuestos, el mercado bursátil en auge, el muro en la frontera sur con México, y el aumento del presupuesto militar, destacó Voice of America (VoA).

El virtual candidato  demócrata Joe Biden, la «izquierda radical» y las «noticias falsas» centraron su discurso de 100 minutos de duración.

Trump defendió el manejo de la pandemia por parte de su Administración, culpando a los altos números de las extensas pruebas Covid-19. «Cuando hagas pruebas hasta ese punto, encontrarás más personas, encontrarás más casos. Entonces, le dije a mi gente, reduzca la velocidad de las pruebas, por favor «, dijo, añadiendo que su Administración» salvó millones de vidas».

Estados Unidos tiene más de 2,2 millones de casos de coronavirus y 119.000 muertes en todo el país.

Trump se refirió al nuevo coronavirus como la «gripe Kung» y culpó a Pekín de la pandemia.

Sobre los llamados de la izquierda para destituir a la policía, sugirió el peligro que puede traer para los ciudadanos la desprotección.

El discurso en Tulsa se centró principalmente en cuestiones domésticas. Sin embargo, el presidente Trump  recordó que durante su tiempo en el poder Estados Unidos eliminó al líder del autodenominado Estado Islámico (ISIS) Abu Bakr al-Baghdadi y al mayor general del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán, Qassem Soleimani.

Mencionó a China al menos 11 veces, principalmente en el contexto de culpar a esa nación por la pandemia y la guerra comercial, y llamó a Biden «un títere de China».

El presidente criticó al movimiento Black Lives Matter y la cobertura mediática de las protestas que han sacudido el país durante semanas desde la muerte del 25 de mayo de George Floyd, un hombre negro que murió bajo la custodia de agentes de policía de Minnesota.

«Nunca hablan de Covid», dijo Trump, «Ves a 25.000 personas caminando por la Quinta Avenida o caminando por la calle de una ciudad dirigida por los demócratas, nunca los escuchas decir que no llevan la máscara», añadió.

Condenó también las violentas acciones en todo el país para eliminar o reemplazar los monumentos en honor a los generales confederados, y dijo a sus partidarios: «Esta cruel campaña de censura y exclusión viola todo lo que apreciamos como estadounidenses. Quieren demoler nuestra herencia para poder imponer un nuevo régimen opresivo en su lugar».

La campaña culpó a los manifestantes y a los medios de comunicación por la baja participación. “Lamentablemente, los manifestantes interfirieron con los partidarios, incluso bloquearon el acceso a los detectores de metales, lo que impidió que la gente entrara a la concentración. Los manifestantes radicales, junto con un ataque implacable de los medios, intentaron atemorizar a los partidarios del presidente «, dijo el portavoz de la campaña, Tim Murtaugh.

La campaña de Trump realizó controles de temperatura y entregó máscaras faciales y desinfectante para manos a los asistentes. Pero muchos de los miles de partidarios de Trump no llevaban máscaras mientras vitoreaban hombro con hombro al presidente en una arena con una capacidad para 19.000 personas.

La Convención Nacional Republicana, en la que se oficializará la candidatura de Trump a la reelección en las elecciones de noviembre próximo, se realizará en agosto próximo en Jacksonville, Florida, después que se cancelara Charlotte, Carolina del Norte, como sede.

Completa el formulario y recibe nuestra asesoría

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.