Destacadas Noticias

Diarios de EE.UU. se enfrentan a Trump

Más de un centenar de publicaciones de Estados Unidos se unieron para crear un frente común contra los ataques a los del presidente Donald Trump hacia los periodistas.

Trump ha llegado a llamar a la prensa “el enemigo del pueblo estadounidense”. Estos periódicos y revistas publicarán este jueves diferentes editoriales para desarmar la hostil retórica del presidente en contra de los medios.

El mandatario aseguró que estos medios y las cadenas de televisión CNN y NBC, entre otros, citan a “fuentes anónimas que no existen” para elaborar sus noticias y que “inventan historias” para desacreditar su gestión. El equipo de Trump llegó incluso a impedir el acceso a una actividad en la Casa Blanca a la reportera de la CNN Kaitlan Collins, después de considerar que había efectuado preguntas “inapropiadas” durante la visita del presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en julio.

Ante estas acciones, el diario bostoniano decidió dar un paso al frente y liderar una coalición de periódicos que alzarán la voz este jueves a favor de la libertad de prensa, protegida en Estados Unidos por la primera enmienda de la Constitución.

“Proponemos publicar un editorial el 16 de agosto sobre los peligros de los ataques de la Administración a la prensa y pedirles a otros (medios) que se comprometan a publicar sus propios editoriales en la misma fecha”, señaló el Globe en una carta enviada a sus colegas.

La iniciativa del Boston Globle llegó una semana después de que Trump insistiera en la idea de que la prensa es “el enemigo del pueblo estadounidense”, una afirmación que ya ha hecho repetidas veces. “Los medios de comunicación falsos odian que diga que son los enemigos del pueblo solo porque saben que es verdad”, escribió en Twitter.

Los ataques de Trump hacia la prensa despertaron preocupación en organizaciones como la ONU y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Completa el formulario y recibe nuestra asesoría

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.