Hoteles Noticias

Demandan a cadena Meliá por 10 millones de euros en base a Ley Helms-Burton

La familia Sánchez Hill, descendiente del empresario Rafael Lucas Sánchez Hill y residente en Estados Unidos, reclama una compensación de al menos 10 millones de euros a la cadena española Meliá Hotels International por explotar dos hoteles, Paradisus Río de Oro y Sol Río y Luna Mares, construidos en terrenos confiscados por el Gobierno de Fidel Castro tras el triunfo de la Revolución cubana 1959.

Así consta en la documentación de la primera demanda presentada en tribunales tras la reactivación en mayo pasado del Título III de la Ley Helms-Burton, señaló el Diario de Cuba.

La familia Sánchez Hill era dueña del ingenio azucarero Central Santa Lucía, una hacienda de 485,6 kilómetros cuadrados localizada en la provincia de Holguín.

Las instalaciones hoteleras administradas por Meliá son propiedad del Grupo Gaviota, controlado por militares cubanos y parte del conglomerado empresarial GAESA, destacó el Diario Las Américas.

La familia Sánchez Hill reclama en un tribunal de Palma de Mallorca, sede social de Meliá, que la compañía les indemnice con una cantidad equivalente a los beneficios que hayan obtenido de estos hoteles durante los cinco últimos años.

«El carácter ilícito de dicha confiscación es conocido por Meliá, quien durante los últimos 20 años ha hecho caso omiso a las reclamaciones de aquellas empresas y familias a costa de las que se lucra», reza la demanda.En el último comunicado emitido por la compañía sobre este asunto, Meliá señaló que «opera legítimamente en Cuba» y que continúa operando «con plena normalidad» en la Isla tras la activación de la Ley Helms-Burton. Tras la presentación de la demanda el pasado 3 de junio, Meliá tiene 20 días para responder.

Completa el formulario y recibe nuestra asesoría

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.