Noticias

¡Crece la presión para que la Fed actúe de forma inmediata!

¡Crece la presión para que la Fed actúe de forma inmediata! Aunque la mayoría de los analistas apunta a un incremento de las tasas en diciembre, crece la presión para que la Fed eleve los tipos de interés.

Los expertos dan apenas una posibilidad del 20% a que se produzca una subida de tipos tras la reunión de hoy de la Reserva Federal (Fed), pero las presiones sobre el banco central americano son cada vez más intensas y los mercados tienen claro que habrá un endurecimiento de la política monetaria a medio plazo.

Se calcula que el paso se dará en diciembre, justo un año después del primer incremento anunciado tras casi una década y cuando la incógnita de las elecciones presidenciales de noviembre ya se haya despejado. Sin embargo, algunas grandes firmas no descartan que la subida se aplique antes, incluso tras el encuentro de hoy. Es lo que consideran entidades como Inversis, Barclays y BNP, para quienes Estados Unidos cuenta con las condiciones necesarias para soportar una subida de tipos, actualmente situados entre el 0,25% y 0,5%. Las opiniones a contracorriente de estas firmas reflejan una división entre los expertos del mercado que no se había visto en reuniones previas de la Fed.

Los analistas y economistas que apoyan un incremento inmediato defienden que un incremento de un cuarto de punto daría a la Fed margen de maniobra en caso de turbulencias futuras de los mercados y despejaría la incertidumbre que ha acompañado a los encuentros del banco central desde comienzos de año. Aunque el reflejo inmediato de un mantenimiento de los tipos se traduciría en subidas bursátiles y debilitamiento del dólar, las dudas continuarán a medio plazo y no terminarán hasta que la Reserva Federal mueva ficha.

Además, algunos miembros de la Fed, como el representante de Boston, Eric Rosengren, han alertado de que unas tasas demasiado bajas pueden provocar un sobrecalentamiento de la economía y, especialmente, de sectores como el inmobiliario.

En el otro lado, figuran quienes consideran que la Reserva Federal tiene margen para esperar antes de subir tipos, especialmente, cuando la inflación está lejos del objetivo del 2% que persigue el organismo presidido por Janet Yellen. Además, datos macroeconómicos recientes, como la caída en la construcción de vivienda nueva, alertan de debilidades en la recuperación económica. Lael Brainard, gobernadora de la Fed y considerada muy cercana a las tesis de Yellen, ha advertido de que una subida precipitada de los tipos puede afectar al crecimiento laboral y provocar mucha incertidumbre internacional, que tendría un claro reflejo en los mercados.

¡Crece la presión para que la Fed actúe de forma inmediata!

Completa el formulario y recibe nuestra asesoría

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.