Noticias

Asesórese bien antes de comprar una propiedad en preventa

¡Magnífica propiedad construida en perfecto estado!

Por Dalbella Torres.- La compra de una propiedad en preventa puede ser una experiencia muy gratificante para el futuro dueño, por la atracción y el disfrute que genera el hecho de ver los avances de construcción de su casa, algunas veces, desde cero.

Antes de embarcarse en esa aventura, debe conocer ciertos puntos importantes, como los documentos utilizados para la compra-venta. Para estas operaciones se utiliza un tipo de contrato más o menos standard el cual fija las cláusulas de la negociación y obliga a las dos partes a cumplir con las mismas.

En algunos proyectos particulares, la venta de las unidades no se inicia sino que se da un período de reservas de las unidades. Esto lo hace el constructor con la finalidad de ver el interés que despierta su futuro proyecto en los primeros compradores. Mientras se prepara la documentación, se sacan permisos, se obtienen financiamientos, entre otras actividades.

Durante esta etapa podría ser que no se tenga la unidad definitiva, sino una opción o derecho para compra de propiedad. Aquí no existe ningún documento vinculante, por lo que si el cliente cambia de decisión y no quiere comprar la unidad que reservó, éste puede salirse de la negociación, y su dinero le será retornado sin ningún tipo de penalidad.

Una vez concluido el período de reservación, el promotor del proyecto llama a los compradores a la firma del contrato definitivo. Este contrato generalmente tiene desde 50 a más paginas, y contiene todas las cláusulas, contingencias y anexos que obligan a comprador y vendedor a cumplirla y a comprometerse. Dependiendo del tipo de propiedad, existirán períodos que permitirán al comprador salirse o no del contrato, en el caso de que lo quisiera.

Si la compra es de una unidad tipo condominio, el comprador tendrá quince (15) días a partir de la fecha en que firme el contrato para revisarlo detalladamente y buscar ayuda profesional, si así lo deseare. En este período, si el comprador después de analizar el documento estima que no quiere comprar, entonces, durante este período – comúnmente llamado período de rescisión-, puede notificar por escrito al comprador su intención de no comprar y solicitar que le retornen el dinero que dio en el momento de la firma del contrato.

En la compra en pre-venta de otros tipos de propiedad, como townhouses o casas, no existe este tipo de contingencia y los compradores no tienen una “vía escapatoria” sin consecuencias económicas, en el caso de que decidan cancelar o salirse de la negociación. Es por tanto muy importante que el comprador de estas dos últimos tipos de propiedades analice bien y se asesore para evitar sorpresas.

A destacar

Otro punto importante de la compra de propiedades en preventa es que estos contratos no tienen contingencias por financiamiento. Esto significa que si el cliente quiere y decide comprar a crédito puede hacerlo, y el promotor debería estar en la capacidad de colaborar con el potencial prestamista o institución financiera, pero, si por alguna razón no se obtiene el financiamiento, por cualquier causa, el comprador no podrá esgrimir la razón de que no poder comprar porque su crédito no fue aprobado. De darse este caso, el comprador se vería obligado a comprar y cerrar la negociación. En otras palabras, este es un tipo de contrato “en cash”.

Completa el formulario y recibe nuestra asesoría

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.