Destacadas Noticias

Trump genera polémica sobre ciudadanía en EE.UU.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Para el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, “la llamada ciudadanía por nacimiento, que cuesta miles de millones de dólares a nuestro país y es muy injusta para nuestros ciudadanos, se terminará de una manera u otra. No está cubierto por la 14 Enmienda debido a las palabras “sujeto a la jurisdicción de la misma”. Muchos eruditos legales están de acuerdo”.

De esta manera el mandatario defiende su idea de eliminar la ciudadanía estadounidense automática de la que disfrutan los hijos de inmigrantes ilegales en el país desde 1868.

Eliminar la ciudadanía por nacimiento podría desencadenar una batalla legal sobre la capacidad unilateral de un Presidente de cambiar una enmienda de la Constitución, destacó Voz de América en su página web.

El vicepresidente Mike Pence aseguró que cambiar el derecho a la ciudadanía de los hijos de inmigrantes ilegales es parte de la “mirada amplia” de la Administración  Trump a las leyes que atraen a personas al país ilegalmente.

La Enmienda 14 de la Constitución de EE.UU establece que “todas las personas nacidas o naturalizadas en Estados Unidos y sometidas a su jurisdicción sean ciudadanos de Estados Unidos y de los Estados en que residen”.

La Corte Suprema no ha decidido si el lenguaje usado en la 14° Enmienda aplica específicamente a las personas que se encuentran ilegalmente en Estados Unidos.

Pence también negó que los comentarios del presidente Trump sobre migración sean una táctica de miedo para conseguir el apoyo de los republicanos en las elecciones de medio término del próximo 6 de noviembre.

El presidente de la Cámara de Representantes, el speaker Paul Ryan, no considera tan viable la idea y aseguró que el presidente Trump no puede eliminar la ciudadanía de los hijos de emigrantes por sí solo. “Obviamente no puedes hacer eso. No puedes terminar con la ciudadanía con una Orden Ejecutiva”, aclaró.

Sin embargo el senador republicano Lindsey Graham alabó que finalmente un presidente esté dispuesto a abordar “esta absurda política de ciudadanía por nacimiento”.

La 14° Enmienda, ratificada en 1868, fue diseñada para garantizar que los ex esclavos no vieran sus derechos básicos como ciudadanos restringidos después de la Guerra Civil por los estados sureños todavía. Establece: “Todas las personas nacidas o naturalizadas en Estados Unidos, y sujetas a su jurisdicción, son ciudadanos de Estados Unidos y del Estado donde residen”.

 

Completa el formulario y recibe nuestra asesoría

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.