Miami en cifras

¿Sabes pagar los impuestos?

En primer lugar están los impuestos federales que son iguales en todo el país y a la hora de pagar debes tener en cuenta cada detalles. Después, cada Estado establece sus propios impuestos. Y finalmente los condados y las ciudades cargan también ciertos impuestos.

Por ejemplo, el sales tax (el equivalente al IVA usado en varios países de hispanoamérica) lo establece el Estado de Florida en un mínimo del 6% que va a parar a las arcas del propio Estado, pero cada condado puede establecer un porcentaje adicional. Así pues, tenemos que el sales tax en Miami-Dade es del 7% porque el condado añade un 1%. Mientras que el vecino condado de Broward no ha añadido nada y el sales tax se mantiene en el 6%.

Pero como emprendedores lo que más nos interesa es el company income tax (equivalente al impuesto de sociedades en España) y el individual income tax (equivalente al IRPF).

Con una LLC (que sería como una SL española) el income tax en Florida es… 0%. Sí, sí, no es un error: cero patatero. Es decir, las sociedades limitadas no pagan impuesto de sociedades. No hay tramo federal y Florida no impone ningún impuesto estatal, a diferencia de casi todos los Estados. Al final del ejercicio los beneficios se reparten entre los socios y son estos los que tributan por las ganancias obtenidas.

¿Y cuánto tributan las personas físicas por sus ganancias? Depende. El individual income tax es progresivo según aumenta el nivel de renta. El impuesto de la renta también tiene una parte federal y una parte del Estado. Pero en el caso de Florida el Estado no cobra ningún impuesto sobre la renta, así que solo se paga el tramo federal obligatorio para todos los ciudadanos que oscila entre el 10% y el 35%.

Una curiosidad es el altísimo impuesto de donaciones y herencias que es del 35%, pero que en la era Clinton llegó a ser del 55%, sobre el valor de tasación del bien. La filosofía subyacente a los bajos impuestos por ganancias pero altos por herencias y donaciones es que Estados Unidos no penaliza la creación de riqueza, porque son conscientes de que eso redunda en beneficio de todos, pero sí penaliza la riqueza no ganada con el propio esfuerzo. El mensaje es claro: aquí puedes ser rico, pero no por ser “hijo de” sino porque te lo ganes tú mismo.

Los costes laborales también son muy bajos, inferiores al 8% del salario (frente al 37% de España). Y el despido es completamente libre, y los trabajadores no tienen ningún problema con ello porque forma parte de la filosofía de vida de este país que ha hecho de él una potencia mundial. Eso sí, los salarios son algo más altos que en España y, en algunos sectores, muchísimo más altos.

Por último, no existen farragosas obligaciones contables. No se trabaja con un PGC como en España. El único requisito es que uno lleve al menos un control de ingresos y gastos. Tampoco existen requisitos formales para las facturas. Así que si comprar una mesa para tu despacho tan solo necesitas el ticket para justificar ese gasto y desgravarlo.

Hay muchísimos aspectos más, pero no cabrían en un solo post. En definitiva, todo son ventajas para cualquier emprendedor que decida ubicarse en Florida.

Completa el formulario y recibe nuestra asesoría

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.