Miami en cifras

¡Busca los mejores lugares frente al Mar!

¡Suntuoso Apartamento a la Venta en Brickell!

Se ha transformado en algo común que desarrolladores e inmobiliarias de Miami lleguen a diversos luegares para ofrecer nuevos edificios en pre-construccion en el área Brickell y Downtown o en Miami Beach, frente al mar.

Ofrecen departamentos que pueden tener un valor de alrededor de u$s 6000 o más el metro cuadrado. Muchos argentinos lo compran porque comparado con Puerto Madero, otras zonas premium de Buenos Aires, o el corredor norte parecen tener un buen precio. “Pero está lejos de ser un buen negocio, porque ya recuperaron el valor que tenían en el 2007, antes de la crisis, y es muy riesgoso entrar en este momento. El valor del metro cuadrado de un desarrollo que se adquiere en pozo en esa zona se ofrece a un valor más caro que el de un desarrollo que recientemente se estrenó. Muchas personas pagan en promedio u$s 6000 el metro cuadrado en pre-construccion, cuando inmuebles similares a estrenar tienen un precio de u$s 4.700. Es la magia del marketing y la motivación de elevadas comisiones que los desarrolladores les ofrecen a los brokers de todo el mundo, que pueden llegar a ser un 10%”, se sincera Capellino.

A su juicio, hay una sobreoferta en pre-construcción en Brickell y Downtown, con precios de hasta 40% por encima de activos ya terminados de similares características: “Esto puede generar un ajuste durante 2017-2018, cuando ingresen al mercado las más de 10.000 unidades que se terminarán. Hoy el negocio está en los activos clase B y C. No es que los productos premium sean malos, es que ya el ciclo de precios bajos finalizó para ellos, mientras que todavía hay mucho espacio para que los de clase B y C se revaloricen. Es una cuestión de estrategia de inversión”.

Otro aspecto clave es comprar a un precio por debajo del valor de mercado, y eso sólo se hace en subastas, comprando a bancos o financiando a desarrolladores. Se debe entrar en el momento indicado, cuando el mercado toca fondo, administrarlos eficientemente y venderlo en el momento en que la tasa de apreciación empieza a amesetarse y los valores se acercan al pico. Otra clave es entender cuándo uno debe vender el inmueble, porque el alquiler ya dio sus frutos y su valor se apreció lo suficiente. Según los especialistas consultados, estas son las claves de una buena inversión, pero normalmente no se aplican.

En general las personas piensan que invierten en inmuebles, pero lo que hacen es comprar uno. Y luego se enamoran y lo tienen por años. Así, pierden las mejores oportunidades para obtener rentabilidad.

Completa el formulario y recibe nuestra asesoría

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.