Miami en cifras

¿El balance de emigrantes e inmigrantes se ha invertido?

Las cifras oficiales según el balance de ciudadanos españoles residentes en el exterior es cercana a los 2 millones de personas. El balance entre emigrantes e inmigrantes se ha invertido, siendo superior quienes buscan fuera de la península ibérica una mejor vida.

Es lo que la prensa española ha etiquetado como el exilio laboral que ha movilizado fuera de las fronteras a más de 500.000 españoles desde el inicio de la crisis económica.

Cambio importante si se contrastan las anteriores diásporas castizas, entre los nuevos emigrantes predominan los menores de 45 años de alto perfil profesional técnico-universitario. Este capital humano joven y preparado tiene como objetivo, principalmente, el Reino Unido, Italia y Francia en Europa; cruzando el Atlántico –por su parte- lideran el ranking Estados Unidos y las naciones que conformaban las antiguas colonias en la América hispana sin dejar de incluir, por extraño que parezca, al gigante Brasil, país de habla portuguesa que constituye la sexta economía del mundo.

Este llamado exilio laboral español iniciado en 2008 se presenta a través de las cifras como un fenómeno seriamente estable. 2011 mostró un incremento superior al 25% en la cifra de españoles mayores de edad que viven fuera de la península.

El desempleo y el manejo flexible de las leyes laborales por parte de los empleadores, aunados al alto costo de la vida (vivienda, manutención, alimentación) son factores de expulsión concretos de un fenómeno que pareciera permanecer.

El perfil del exiliado laboral español es el de un joven menor de 35 años con una elevada calificación técnica o profesional.

El país en el que residen más españoles mayores de 18 años es Argentina, seguido por Francia, Venezuela y Alemania. En 2011, el país con el incremento más significativo en Europa fue el Reino Unido (7%), seguido por Estados Unidos, México y Brasil.

España y Portugal fueron por lo menos desde los años 90 un imán para inmigrantes de sus antiguas colonias. En la actualidad, desde 2009, se está produciendo una contracorriente y estas antiguas naciones colonizadoras envían a los dominios de antaño a su juventud más preparada en busca de trabajos y una mejor calidad de vida.

La elevada deuda pública y el desempleo están cambiando los patrones migratorios y haciendo que una generación de profesionales formados en el Viejo Mundo intente vivir la buena vida en antiguas colonias latinoamericanas o africanas.

Los portugueses tienen como objetivo Angola y Mozambique en África; y en América al gigante Brasil, nación cuya economía creció un 8% en 2010 y con predicciones de que la tendencia continúe a un 5% anual hasta el 2014, año del Mundial de fútbol en Río de Janeiro.

Los españoles, por su parte, el balance se encamina hacia sus antiguas colonias de Latinoamérica. Las cifras a la fecha hablan de unos 30.000 españoles en Argentina para el 2010; 6.400 en Chile y 6.800 a Uruguay. Indiscutiblemente, estos aumentos de más del 10% en la tendencia son consecuencias de hechos tangibles en la península: luego de 2009, una de cada cinco personas no tiene trabajo por la recesión.

Completa el formulario y recibe nuestra asesoría

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.