Emigrar por inversión

Los trámites ¿un proceso complicado?

Los trámites continúan para llegar a los Estados Unidos, pues es uno de los países por el cual es más complicado llegar por todos los documentos legales que se requieren.

E2 — Visa de Inversionista: otorga a la persona extranjera la capacidad de trabajar en los EE.UU. en un negocio donde detente el control accionario. Esta visa puede ser renovada cada dos años, durante toda la vida del solicitante, y siempre y cuando su empresa se mantenga en operación.

La normativa que rige a la visa E-2 se refiere a la necesidad de que se invierta un “monto substancial” que deberá estar en consonancia con el tipo de negocio a desarrollar. La suma de $200,000 podria ser asumida como un promedio razonable a invertir en estos casos.

La aprobación del titular cubre por lo general al cónyuge y a los hijos menores de 21 años. El cónyuge puede solicitar permiso para trabajar en los EE.UU.

  • F-1— Visa de Estudiante: La visa F-1 autoriza al estudiante extranjero a realizar estudios en los diferentes centros educativos de los EE.UU. que estén autorizados por el Gobierno Federal para emitir el Formulario I-20. La visa F-1 solo es emitida en las embajadas y consulados de los EE.UU.
    El estudiante extranjero debe matricularse en un curso de estudio completo y deberá disponer de medios suficientes de sostenimiento que lo cubran a él y a sus dependientes durante toda la duración del programa.
  • H-1B— Visa de Profesional Contratado: se emite a favor de profesionales extranjeros que posean un grado en carreras universitarias de más de cuatro años de estudios o que evidencien tener cuatro años de experiencia en el ramo por cada año de desempeño universitario. El candidato a esta visa debe tener a un ente patrocinante en los EE.UU. que le extienda un contrato de trabajo autorizado por el Departamento del Trabajo. Cada año suelen establecerse cupos de emisión de 65,000 visas H-1B. La visa es otorgada por tres años y solo puede prorrogarse por un término igual. Cubre al cónyuge y a los hijos menores de 21 años.
  • L-1— Visa para Ejecutivo Transferido: aplica a extranjeros que desempeñan funciones gerenciales en el exterior y son transferidos de la empresa extranjera a su filial o subsidiaria en los EE.UU. La ventaja de la visa L-1 es que el beneficiario puede eventualmente ajustar su estado migratorio y convertirse en residente permanente en los EE.UU. El solicitante deberá haber trabajado fuera del país para la empresa extranjera por un período continuo de, al menos, un año dentro de los últimos tres años. La empresa extranjera debe estar operando, poseer las calificaciones necesarias y continuar haciendo negocios durante el período que dure la visa. La visa L-1 es emitida usualmente por un período inicial de un año si la empresa norteamericana es nueva o de 3 años si se trata de una empresa en marcha. En plazo de cobertura de la visa se puede extender hasta por siete años consecutivos.
  • O-1— Visa para Extranjero con Habilidades Extraordinarias: se emite a extranjeros que hayan desarrollado habilidades especiales y evidenciado tener éxito en alguna rama de las ciencias, artes, educación, negocios, o deportes. Solo una persona que ha llegado a la cima de su carrera puede cualificar para una visa O-1. Dicha persona tiene que probar que su trayectoria goza de reconocimiento a nivel nacional o internacional y  que es una persona prominente y respetada en su campo de actividad. La visa O-1 se emite usualmente por un período de 3 años.

Video

Miami desde el cielo

Miami