Miami en cifras

¿Las finanzas siguen creciendo con fuerza?

El sector financiero está creciendo con gran fuerza en esta urbe estadounidense. “Miami se ha vuelto el centro de intercambio de ideas, financiero, comunicaciones, capacitación, logística personal y de recreación de América Latina. Además, es el centro decisorio para más de 1.300 multinacionales que tienen su gerencia regional aquí”, destaca Joseph Ganitsky, profesor de la University of Miami School of Business Administration.

Los bancos regulados por el estado de Florida situados en el sur del estado tenían más de 14.000 millones de dólares (unos 10.300 millones de euros al cambio actual) en depósitos de ciudadanos extranjeros, de acuerdo con la última encuesta realizada por la Oficina de Regulación Financiera de Florida, que data de 2011.

Una cifra que supone el 41% del total de los depósitos de estas entidades financieras. Esto no incluye los depósitos en el extranjero en los bancos controlados por el gobierno federal, que serán sustancialmente mayores de esos 14.000 millones de dólares, debido a que son los bancos más grandes y con frecuencia tienen sucursales en el extranjero.

Los últimos datos oficiales correspondientes al censo realizado en 2011 señalan que el 64,5% de la población del condado de Miami es latina (en cifras absolutas supone 1,65 millones de personas). De todas ellas, el 35% procedía de Cuba, el 3,7% de Puerto Rico y el 2,4% de México.

Los hablantes de español como su primer idioma representaron el 69.4% de los habitantes, mientras que el inglés es hablado como primera lengua por el 25,45%. Además, Miami tiene uno de los mayores porcentajes de la población estadounidense cuyos residentes hablan otro idioma en casa que no sea el inglés: un 74,54%.

Según cifras aportada por la Universidad de Miami, los países latinos más presentes en la economía de la ciudad, teniendo en cuenta nacionalidades, son Cuba, Colombia, Venezuela, Brasil, México, y Argentina. Los sectores económicos más fuertes provenientes de América Latina son el financiero, el comercio internacional, la construcción y los servicios de transporte (tanto aéreo como marítimo) y afines.