Los hospitales de Florida se encontraban entre 50 hospitales de Estados Unidos que un estudio académico anterior había revelado que cobraban los sobreprecios más altos, con un margen promedio que superaba 10 veces su costo. Estas conclusiones tuvieron una amplia difusión y se sometieron al escrutinio público.

El nuevo estudio realizado por la Facultad y publicado en el Journal of Health Care Finance (publicación sobre finanzas de la atención médica), comparó las tarifas que esos 20 hospitales de Florida facturaron durante el trimestre del año anterior a la publicación en los medios con las tarifas vigentes en el mismo trimestre luego de la publicación. Los análisis no encontraron ninguna evidencia de que los hospitales se hubieran hecho eco de la publicación negativa con una reducción en sus cargos. Por el contrario, el estudio reveló que las tarifas eran significativamente más altas después de la publicación que en los trimestres anteriores.

La nueva investigación fue realizada por tres integrantes del cuerpo docente del Departamento de Administración y Políticas del Sector de Salud: Karoline Mortensen, profesora asociada; Michael French, profesor; y Steve Ullmann, profesor y presidente del departamento y director del Centro de Administración y Políticas del Sector de Salud de la Universidad. Tianyan Hu de Florida International University también colaboró con ellos.

“Como las tarifas de los hospitales siguen aumentando y la mejor respuesta para la transparencia de los precios elude a los legisladores y a las partes interesadas, es importante reconocer que es posible que los hospitales no respondan rápidamente a quedar expuestos públicamente y a estas iniciativas”, comentó Mortensen. “Quizás, la manera de proceder en esta cuestión sea a través de controles públicos transparentes y periódicos a los hospitales durante lapsos de tiempo más prolongados”.

Además de observar el movimiento de las tarifas en el informe de 2015, el estudio analizó otros aspectos del incremento en los cargos en relación a los costos de los hospitales de Florida y encontró lo siguiente:

• Todas son entidades con fines de lucro: Los hospitales están dispersos geográficamente pero pertenecen a uno de dos sistemas de salud con fines de lucro: El 70 % forma parte del sistema de salud HCA, el sistema de salud más grande del estado; el 30 % está asociado a Community Health Systems. Un solo hospital no persigue fines de lucro. En general, se sabe que los hospitales que pertenecen a un sistema hospitalario, por lo general, cobran tarifas más elevadas que los hospitales no asociados a un sistema, explica Mortensen.

• Todos se encuentran en áreas urbanas: Los 20 hospitales con los sobreprecios promedio más elevados están asociados con sistemas de salud ubicados en zonas urbanas.

• Todos, salvo uno, recibieron bajas calificaciones de calidad de servicio: Solo uno de los 20 hospitales recibió tres o más estrellas de calidad en las calificaciones de la categoría Centros de Servicios para Medicare y Medicaid. El cincuenta y dos por ciento de los demás hospitales del estado recibió tres o más estrellas. Mortensen advierte que estas calificaciones, que provienen de los informes de satisfacción de los consumidores, son bastante controvertidos.

• Todos, en general, son hospitales que cobran cargos elevados: No solo son hospitales que cobran altos cargos en relación al costo, sino que cobran tarifas elevadas en general. “Los pacientes podrían suponer que al pagar más por los servicios de un hospital recibirán mejor atención”, explicó Mortensen. “Nuestra investigación indica que eso no es necesariamente lo que sucede”.

Leer el estudio completo.