Destacadas Emigrar por inversión

¿Existen muchas maneras de obtener una Green Card?

¿Cómo obtienes tu Green Card?

Aunque existen muchas maneras de obtener una Green Card, todas poseen los mismos derechos inalienables para su portador. Se otorgan estas tarjetas de registro por diversos motivos, principalmente para familiares directos de otros residentes, profesionales en áreas de alta demanda en el mercado laboral estadounidense, inversionistas o refugiados.

  • Residencia basada en empleo: Se puede optar por residencia permanente sobre la base de un empleo. Sin embargo, existen cuotas limitadas que varían cada año y se acaban con relativa rapidez.
  • A través de familiares: Aunque la mayoría de las tarjetas de residencia tienen cuotas asignadas, no existe límite en la cantidad de “Green Cards” que pueden otorgarse para familiares directos de ciudadanos.
  • Por adopción: Existe una cuota limitada y un considerable tiempo de espera para quienes quieren obtener la residencia permanente a través de un proceso de adopción. Muchos inmigrantes adultos piensan equivocadamente que pueden obtener una “Green Card” si son adoptados por un estadounidense. Esto es prácticamente imposible, ya que la edad requerida es ser menor de 16 años. Las tarjetas de residencia bajo esta categoría son para el uso de ciudadanos y residentes permanentes que genuinamente desean adoptar a un niño extranjero.
  • Por noviazgo y matrimonio: Son bien conocidas las ventajas que otorga el solicitar un “Green Card” a través del matrimonio con un ciudadano estadounidense. Por ello, muchas solicitudes se hacen bajo esta categoría, que no tiene límite de cuotas. Sin embargo, debe existir una intención real de realizar el acto matrimonial ya que solo en la condición de casados se puede solicitar la residencia permanente.
  • Residencia para inversionistas: Esta categoría para conseguir la “Green Card” se ha vuelto muy popular en los últimos años. Son muy famosos los casos de empresarios latinoamericanos que han vendido sus propiedades en el país de origen y han levantado sus propias empresas en Estados Unidos. La desventaja es que se requiere una fuerte inversión de dólares, cifra difícil de alcanzar por la mayoría.

Es indispensable acotar, que en muchos casos si el inversionista decide ubicarse en una región deprimida económicamente, se le exigirá tan sólo una inversión de US$ 500 mil.

Video

Miami desde el cielo

Miami