Destacadas Negocios de Éxito Noticias

En Estados Unidos preocupa el efecto Amazon

Se cumple ya el primer año desde que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, declarase su victoria electoral, dando rienda suelta a la continuidad de la tendencia alcista de las bolsas mundiales. Desde aquella jornada, los mercados de renta variable a nivel global han sumado cerca de 26 billones de dólares mientras el mercado de bonos han añadido alrededor de 2 billones de dólares.

Las promesas de una reforma fiscal y una rebaja del impuesto de sociedades, así como un plan de inversión en infraestructuras generaron cierta euforia entre los inversores en lo que llegó a caracterizarse como el Trump Rally.

Sin embargo, ninguna de dichas propuestas se han materializado hasta la fecha y buena parte del repunte bursátil ha llegado por otras causas ajenas al inquilino de la Casa Blanca, como el repunte coordinado de la economía global.

De hecho, en un interesante estudio elaborado por la consultora Sentieo para el portal MarketWatch, se pone de manifiesto como la minorista online Amazon es uno de los factores que más se ha mencionado durante la presentación de resultados durante los últimos cinco años, por delante de la victoria electoral de Trump el otoño pasado. Es decir, el efecto disruptor de la compañía de Jeff Bezos prevalece sobre la gestión del actual presidente de EEUU.

Según señala MarketWatch tras revisar el análisis realizado por Sentieo, los riesgos competitivos parecen tener una influencia mucho mayor y a largo plazo que temas relacionados con el marco regulatorio y otros asuntos cercanos a la Casa Blanca y el Capitolio. De hecho, la influencia de Amazon en los beneficios e ingresos de un buen número de compañías en distintos sectores pone de manifiesto el importante papel que juega la compañía en el tejido empresarial del país.

Michael Purves, estratega jefe global para Weeden & Co, explica a MarketWatch que Trump representa “esencialmente un riesgo político”. Por su parte, Amazon representa una tendencia estructural con impacto a largo plazo que está acabando con muchos modelos de negocio y eso es algo que los directivos y empresarios deben aprender a navegar”. “De Amazon hablaremos en tres, cinco años pero de Trump, ¿quien sabe?”, señala.

Las acciones de Amazon acumulan una rentabilidad de casi un 50% en lo que va de año, en comparación con un aumento del 15,5% que registra el S&P 500 o el 18,9% del Dow Jones.