Destacadas Donde invertir en Miami Negocios de Éxito

GP de Miami se mantiene en suspenso para el 2021

La posibilidad de que Miami se convierta en una de las sedes del campeonato mundial de Fórmula Uno en 2021 sigue en suspenso, luego de que los comisionados de Miami-Dade pusieran trabas burocráticas a un proyecto que traería millones de dólares y una exposición global en beneficio del sur de la Florida.

Mario Augusto Beroes Ríos/Negocia en Miami.-

La propuesta para el GP de Miami, para albergar una pista de F1, tiene como base utilizar tanto las carreteras públicas como el área de estacionamiento del estadio, sede del equipo de la NFL Miami Dolphins, que está ubicado en la zona de Miami Gardens, a unos 25 kilómetros al norte del centro de Miami.

Durante una moción titulada «Establecer la política del condado con respecto a carreras de automovilismo», la oposición al evento en el estadio argumentó que se requería una audiencia pública a gran escala para discutir los impactos totales de la contaminación atmosférica y acústica, así como la interrupción de los cierres viales durante el evento.

Los comisarios aprobaron dos votaciones, ambas encaminadas a desahogar el proceso de llevar la F1 a la zona del estadio.

La primera estaba relacionada con el requisito de dar un visto bueno después de una audiencia pública; la segunda estaba relacionada con los cierres de carreteras públicas que requerían la aprobación a nivel de comisionado del condado.

El acuerdo para traer por primera vez al sur de la Florida el campeonato mundial de F1 había sido alcanzado el 15 de octubre pasado entre el ejecutivo principal de los Dolphins y el Hard Rock Stadium, Tom Garfinkel, y el gerente de la F1, Sean Bratches.

Postura adversa de Miami-Dade

Algunos comisionados consideran que el ruido de los motores de los bólidos podría causar daños irreparables en la población.

Desde 1950 hasta ahora, la evolución tecnológica ha sido tal que cada vez los ruidos y las emanaciones son menores y desde esa época no se reporta ningún daño ni efectos nocivos entre los ciudadanos.

Por el contrario, las ciudades que son sede del campeonato mundial de F1 se han vuelto legendarias, como en el caso de Mónaco.

Es por esto que los comisionados de Miami-Dade pusieran trabas burocráticas a un proyecto que traería millones de dólares y una exposición global en beneficio del sur de la Florida.

Los comisionados pusieron dos condiciones que podrían resultar irremontables y que fueron discutidas el pasado 10 de diciembre: 1) aprobar en una audiencia pública ante el Comité de Infraestructura y mejoras de la ciudad la realización de la carrera y 2) los comisionados deben autorizar el cierre de vías públicas para la construcción del circuito.

El grupo opositor contra el evento estuvo encabezado por la ex comisionada del condado Betty T. Ferguson, quien sostuvo que estudios de la localidad habían mostrado «efectos mortales» a través de la contaminación atmosférica y acústica.

«Es una carrera de Fórmula 1 en una comunidad de dormitorios», dijo Ferguson. «La mayoría de los residentes de Miami Gardens no quieren ver carreras de F1 en el Hard Rock Stadium» el consejo municipal de Miami Gardens votó en contra de la Fórmula 1.

«Hemos visto con demasiada frecuencia que los bolsillos profundos pintan cuadros rosados y se abren camino, sólo para ver la vergüenza del condado en fechas posteriores. No permitan que los promotores de la F1 vengan y nos traten como si no fuéramos humanos.

«Pueden producir todo tipo de declaraciones falsas sobre cómo pueden mitigar los efectos mortales, pero nunca podemos borrar los daños mortales a la salud, y posiblemente la pérdida de audición permanente, especialmente en el caso de los niños. Incluso el propio estudio del condado verifica los efectos mortales.

«No se debe dar permiso para el cierre de la carretera o eventos especiales sin una audiencia pública completa».

Por su parte, la comisionada Barbara Jordan afirmó que se opone a la realización del evento, tras una reunión de los residentes locales el mes pasado para discutirlo.

“Esto ha hecho más sólida mi posición y es un no”, dijo. “En términos de algo que esta comunidad no quiere.”

Alcalde de Miami Gardens también se opone

El alcalde de Miami Gardens, Oliver Gilbert, también se pronunció en contra de la carrera: «Entendemos que estamos en el negocio del turismo, pero este tiene que ser un buen lugar para vivir y no sólo para visitar».

«La F1 puede traer gente, pero la gente que vive aquí importa y a veces nos olvidamos de eso. Hay gente viviendo a la vuelta de la esquina, hay escuelas allí. No estoy en contra de los eventos en el estadio, pero no todos los eventos son iguales. No estamos a favor de la Fórmula 1. No es un lugar para verter eventos que son tóxicos para la gente».

«Estamos hablando de un estadio que está rodeado por los cuatro lados por comunidades de dormitorios», explicaba el alcalde, quien además añadía que «sería devastador para el medio ambiente».

Un estudio municipal ha indicado que los decibelios superarían los 120, comparándolos con los que genera un avión al despegar.

«Aquí hay escuelas, me parece bien celebrar eventos en el estadio, pero no citas que sean tóxicas para la gente» cerró Gilbert.

Pero no todas han sido malas noticias para los amantes de la Fórmula 1 y han encontrado importantes apoyos del alcalde de Miami-Dade y los propios directores de la Fórmula 1.

El alcalde de Miami-Dade, Carlos Gimenez, quien ha sido uno de los partidarios del evento, concluyó señalando que «esta carrera de Fórmula 1 sería un evento fantástico. Espero que podamos resolver esto con la comunidad a la que afecta».

Jiménez subrayó que, en lugar de «matar esta idea por completo», las autoridades deberían tomarse su tiempo para trabajar en la búsqueda de una solución, después de haber comprado «entre tres y seis meses» para llegar a un acuerdo para el evento, previsto para mayo de 2021.

La pista que tiene como plan los alrededores del Hard Rock Stadium utiliza un tramo de la avenida 199, y en una reunión de la junta directiva celebrada el 29 de octubre, en la que los residentes que se oponían a la carrera expresaron sus opiniones, se aprobó una resolución que prohibiría el uso de carreteras públicas.

«La F1 es un gran evento internacional. Como el Super Bowl, pone a Miami-Dade en el escenario mundial. Tenemos que seguir estudiando las cuestiones planteadas y obtener la información correcta, en lugar de simplemente acabar con esta idea».

«He tenido tres reuniones con residentes de Miami Gardens sobre la F1. Me he reunido con el Comisionado Jordan, así como con los Delfines de Miami y los ejecutivos de la carrera. Fue productivo. Los Delfines acordaron responder en un plazo de dos semanas sobre las preocupaciones de la comunidad y sobre cómo mitigar los efectos de los problemas potenciales”.

Por su parte, el presidente y CEO de Fórmula 1, destacó que “hay aspectos que están bastante bien finalizados. Es una arena política local, con puntos de vista divididos, tenemos que avanzar, creo que se resolverá bastante rápido, ya que han tenido una serie de reuniones».

«Somos optimistas pero no queremos perjudicar la política local, así que creo que se determinará a corto plazo, el próximo mes más».

«Ya sea que ocurra o no, creo que Miami sería una gran carrera, tendríamos una gran pista, una excelente ubicación para nuestro deporte».

“Si se junta, creo que será un gran evento. Si no es así, nos trasladaremos a otros lugares, pero creemos que será una gran dimensión adicional para todos nuestros fanáticos, no solo para los fanáticos estadounidenses. Creo que Miami sería el tipo de carrera que realmente define la Fórmula 1″.

Sean Bratches, director comercial de la Fórmula 1 destacó que la carrera tendría un «impacto anual estimado de más de $400 millones y 35.000 noches de habitación en los hoteles, el GP de Miami será un monstruo económico para el sur de Florida cada año.

Estamos muy agradecidos con nuestros fanáticos, funcionarios electos y la industria turística local por su paciencia y apoyo. Esperamos llevar el mejor espectáculo de carreras del planeta por primera vez a una de las regiones más emblemáticas y glamurosas del mundo«.

Bratches espera que celebrar gran parte de la carrera dentro del estadio haga que sea más convincente para dar la aprobación final.

«Organizar la carrera en el estadio limita el trabajo que se debe hacer en las calles públicas, lo que significa muy poca interrupción para los residentes y las empresas que nos rodean mientras nos preparamos para la carrera».

Otras propuestas

El plan anterior del Gran Premio de Miami, para correr una carrera callejera alrededor de las áreas de Bayfront Park, Biscayne Boulevard y Port Miami, se vio obstaculizado por la vehemente oposición pública a la interrupción que el evento causaría a los residentes, junto con la pérdida de los terrenos alrededor del estadio de baloncesto del American Airlines.

Sin embargo, los partidarios de realizar la competencia en el Hard Rock Stadium declararon que de hecho fueron las cuestiones de operación, construcción, desarrollo y seguridad en el puerto, las que terminaron con el plan, y no los residentes.

Completa el formulario y recibe nuestra asesoría

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.