Destacadas Negocios

Precios del petróleo y coronavirus provocarán recesión mundial

Explotación petrolera

La caída de los precios del petróleo es buena noticia para los consumidores, pero economistas advierten que una prolongada pérdida de ingresos petroleros en los mercados mundiales podría provocar estragos en la economía global.

Redacción Negocia en Miami.-

El desplome de los precios del crudo tuvo lugar después que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), dominada por Arabia Saudí, no logró llegar a un acuerdo con Rusia para reducir la producción con el objetivo de amortiguar los efectos del coronavirus en los mercados globales.

Analistas dicen que la guerra petrolera está haciendo caer otros precios. “Muchos productores abrieron la llave y la producción. Ahora hay un inmenso excedente de producción petrolera en los mercados. Mucho petróleo para el que no hay demanda”, dijo Fatih Birol, de la Agencia Internacional de Energía, destacó Voice of America (VoA).

El lunes, los grandes operadores petroleros sufrieron su peor día en muchos años.  El rublo,la divisa rusa, cayó 9%.

Tom Adshead, de la firma Macro-Advisory, dijo que “los rusos están haciendo esto basados en cálculos estratégicos de largo plazo”.

«Tienen un fondo de emergencia de unos 150.000 millones de rublos en la reserva nacional que específicamente concebido para días como estos en que necesitan gastar dinero porque el precio del petróleo está bajo”, añadió.

Otros analistas dicen que el consumo y la demanda de petróleo seguirán disminuyendo este año debido a que el coronavirus está forzando a muchos a quedarse en sus casas.

“Por primera vez en más de 11 años, estábamos esperamos que en 2020 la demanda y el consumo de petróleo disminuyeran. Todos los años subía, pero ahora está bajando a causa de lo ocurrido en China y lo que está ocurriendo en la economía global”, dijo Fatih Birol, de la Agencia Internacional de Energía.

 

Completa el formulario y recibe nuestra asesoría

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.