Destacadas Negocios

Raúl Gorrín lavó mil millones de dólares en los EE.UU.

Un multimillonario venezolano, propietario de la red de noticias Globovisión, fue acusado de participar en un sistema de cambio de moneda y de lavado de dinero de mil millones de dólares.

Otros dos, un ex tesorero nacional venezolano y un ex propietario del Banco Peravia en la República Dominicana, se declararon culpables por haber participado en este esquema. Esto se realizó en un proceso abierto el martes Esta investigación fue realizada por las siguientes agencias:Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) Houston, HSI Miami, HSI Boston, FBI Miami, y la Corporación Federal de Seguros de Depósitos (FDIC) Washington, D.C.

Estos cargos y las declaraciones de culpabilidad fueron anunciadas por las siguientes autoridades de la agencia: el Secretario de Justicia Auxiliar Brian A. Benczkowski de la División de lo Penal del Departamento de Justicia y por la Fiscal Federal de los EE. UU.

También participaron Ariana Fajardo Orshan del Distrito Sur de Florida, el Agente Especial a Cargo de HSI Houston (SAC) Mark Dawson , HSI Miami SAC Mark Selby, FBI Miami SAC George L. Piro, HSI Boston SAC Peter C. Fitzhugh y el inspector general de la FDIC DC Jay N. Lerner, según reseña el portal www.miamidiario.com

Raúl Gorrín Belisario, de 50 años, ciudadano venezolano con residencia en Miami, Florida, fue acusado el pasado 16 de agosto de 2017 en el Distrito Sur de Florida, bajo el cargo de conspiración para violar la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA) ), un cargo de conspiración para cometer lavado de dinero y nueve cargos de lavado de dinero. 

Gabriel Arturo Jiménez Aray, de 50 años, ciudadano venezolano que reside en Chicago, Illinois, y antiguo propietario del banco Banco Peravia, se declaró culpable bajo sello, el 20 de marzo de 2018, en el Distrito Sur de Florida. El cargo que enfrenta es conspiración para cometer lavado de dinero .

El ex tesorero nacional venezolano Alejandro Andrade Cedeño, de 54 años, ciudadano venezolano que reside en Wellington, Florida, se declaró culpable bajo sello el 22 de diciembre de 2017. El cargo que enfrenta es de conspiración para cometer lavado de dinero.

La acusación formal alega que Gorrin Belisario pagó millones de dólares en sobornos a dos funcionarios venezolanos de alto nivel, incluido Andrade, para asegurarse los derechos para hacer transacciones de cambio de moneda extranjera a tasas favorables para el gobierno venezolano.

Además de transferir dinero a los funcionarios, Gorrin Belisario supuestamente compró y pagó gastos relacionados con jets privados, yates, casas, caballos campeones, relojes de alta gama y una línea de moda.

 Para ocultar los pagos producto de los sobornos, Gorrín Belisario realizó pagos a través de múltiples compañías ficticias. Gorrín Belisario presuntamente se asoció con Jiménez para adquirir el Banco Peravia, una institución financiera de República Dominicana. La idea era lavar los sobornos pagados a los funcionarios venezolanos y las ganancias obtenidas.

Como parte de su declaración de culpabilidad, Andrade admitió que recibió más de mil millones de dólares en sobornos de parte de Gorrín Belisario y de otros co-conspiradores a cambio de utilizar su posición como tesorero nacional venezolano. Esto facilitaría la selección a la hora de realizar las transacciones de cambio de moneda para el gobierno venezolano.

Como parte de su acuerdo de culpabilidad, Andrade aceptó la sentencia que contempla el decomiso de de $1 mil millones y la confiscación de todos los activos involucrados en el esquema de corrupción: bienes raíces, vehículos, caballos, relojes, aviones y cuentas bancarias. Su sentencia está programada para el 27 de noviembre.

Como parte de su declaración de culpabilidad, Jiménez admitió que, como parte del plan, conspiró con Gorrín Belisario y otros para adquirir el Banco Peravia, a través del cual ayudó a lavar los soborno y los fondos del plan. Su sentencia está programada para el 29 de noviembre.

Este caso está siendo procesado por los abogados litigantes Vanessa Sisti Snyder, Paul A. Hayden y John-Alex Romano de la Sección de Fraude de la División Criminal, así como por los abogados adjuntos de los Estados Unidos Michael B. Nadler y Nalina Sombuntham, de la División Criminal del Distrito Sur de la Florida.

La Oficina de Asuntos Internacionales de la División de lo Penal prestó una asistencia considerable en este asunto. La Policía Nacional también proporcionó un apoyo significativo.

Los cargos en la acusación formal son meros alegatos, y se presume que el acusado es inocente hasta que se pruebe su culpabilidad. Esto se hará más allá de la duda razonable en un tribunal de justicia.

Completa el formulario y recibe nuestra asesoría

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.