Abogados Destacadas

Conozca quién es Raúl Gorrín

Su biografía oficial dice que “nació en Caracas el 22 de noviembre de 1968, en el seno de una familia humilde”. Medio siglo más tarde, Raúl Gorrín es el dueño del canal de televisión Globovisión, de Seguros La Vitalicia, empresa dedicada al área asegurador y, al menos, 24 propiedades en Estados Unidos

Gorrín está acusado por las autoridades de Estados Unidos por haber pagado presuntamente unos $ 159 millones en sobornos a dos ex altos funcionarios venezolanos y han ayudado a lavar esos fondos ilícitos, según señala el portal Miami Diario.

La acusación contra el magnate venezolano se publicó en agosto pasado en una corte del Distrito Sur de Florida; Pero, a petición de la Fiscalía, permaneció bajo reserva hasta el lunes pasado, con la finalidad de proteger la investigación.

En ese documento se asegura que entre 2008 y 2017, Gorrín ofreció y efectivamente pagó a los altos funcionarios “con la autoridad para tomar decisiones” en la Oficina Nacional del Tesoro, para que le permitieran realizar operaciones de cambio de divisas para el gobierno de Venezuela , de lo que se sacaba un beneficio “indebido”.

En el año 2003, el gobierno de Hugo Chávez buscará un sistema de control cambiará, a través del cual las autoridades fijarán la tasa y la cantidad de divisas que los ciudadanos y las empresas puedan adquirir. En ese sistema, que se ha mantenido con ligeras variaciones hasta la actualidad, existe una tasa oficial que con frecuencia es varias veces menor que la que se utiliza en el mercado paralelo (informal).

Durante muchos años, los analistas han denunciado que ese mecanismo ha permitido que, tanto los funcionarios del régimen, como los miembros de la empresa con conexiones con el gobierno se enriquezcan, para conseguir una pequeña cantidad de la tasa vigente en el mercado paralelo.

La acusación también señala que Gorrín se asoció con un banquero venezolano para comprar una institución financiera en República Dominicana, “con la finalidad de lavar dinero y pagar sobornos a los funcionarios venezolanos”.

De acuerdo con el documento, estos pagos ilegales se hicieron efectivos también se publicaron en el pago de la compra de tres aviones, un yate, varios caballos de carrera y numerosos relojes de lujo, entre otros bienes.

En septiembre pasado, las autoridades estadounidenses declararon a Gorrín como fugitivo. Sin embargo, el 31 de octubre pasado el empresario publicó un video en su cuenta de Twitter en el que se ve el lanzamiento inicial en un juego en la ciudad de Valencia, Venezuela, entre dos equipos de la Liga de Beisbol Profesional de ese país

¿Socio de un ex-guardaespaldas de Chávez?

En la acusación, las autoridades no identificadas en ninguno de los dos funcionarios de la Tesorería de Venezuela ni el banquero han contribuido en la compra del banco en República Dominicana.

Sin embargo, en una nota de prensa relacionada con este caso, este martes por la Fiscalía, se publican cargos en contra de Alejandro Andrade Cedeño , un teniente retirado venezolano que había sido guardaespaldas de Hugo Chávez durante la campaña electoral de 1998.

Andrade luego fue su secretario privado y luego fue nombrado Tesorero Nacional (2007 – 2010) y presidente del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (2008-2010).

Según las autoridades estadounidenses,  Andrade se declaró culpable por una carga de conspiración para lavar dinero el pasado 22 de diciembre de 2017 y reconoció haber recibido unos US $ 1.000 millones de parte de Gorrín y de otras personas a cambio de usar su puesto de tesorero nacional Para permitirles realizar operaciones cambiarías para el gobierno de Venezuela.

También aceptó los confiscados US $ 1.000 millones, así como todos los bienes implicados en la historia corrupta, incluyendo propiedades, vehículos, caballos, aviones y cuentas bancarias.

Los datos de Andrade coinciden con el perfil de “funcionario extranjero número 1” señalado en la acusación y sobre el cual se dice que cuando se abandona el cargo en la Tesorería Nacional de Servicio de Puente entre Gorrín y el “funcionario extranjero número 2”, quien estuvo en una carga con “capacidad de decisión” en la Tesorería venezolana, entre 2011 y 2013 y –presentados– han permitido al magnate seguirse beneficiando de la realización de operaciones de cambio.

La acusación señalada que el funcionario 1 recibió unos US $ 94 millones, mientras que el funcionario 2 obtuvo unos US $ 65 millones de parte de Gorrín .

La nota de prensa de la Fiscalía también se explica como Gabriel Arturo Jiménez Aray , como el banquero venezolano con el cual Gorrín presume se asoció para comprar un banco de República Dominicana.

Afirman que Jiménez , quien fue propietario de Banco Peravia en República Dominicana, se declaró culpable el 20 de marzo de 2018, de una carga de conspiración para lavar dinero.

Tanto Andrade como Jiménez serán sentenciados a finales de noviembre.

Salsa y amigos

En la biografía publicada en su página web personal, se señala que Gorrín creció en zonas populares de Caracas, donde se publicaron sus primeros estudios y fue marcado por la música popular.

“En los barrios, caraqueños, escuchan mucha salsa. Cuando iba a ir al colegio desde muy temprano, ya en las casas y los ranchitos se escuchaba la salsa”, se dice en el texto.

En ese ambiente había desarrollado su capacidad para establecer relaciones. “Me gusta hacer amigos, yo nací para hacer relaciones”, dice sobre una característica que no se ha marcado en “estilo empresarial”.

Pero antes de convertirse en magnate le tocarían inicios más difíciles. Según su biografía, empezó a estudiar Ingeniería Aeronáutica en el Instituto Universitario de las Fuerzas Armadas, pero en el futuro de la carrera, tuvo que abandonar.

Al final terminó estudiando Derecho en la Universidad Santa María, en Caracas, al mismo tiempo que trabajamos en una tienda de deportes en una zona popular de la ciudad. Como abogado se dedicó al ejercicio del derecho penal.

Según se ha señalado en la prensa venezolana, en ese ambiente de los tribunales se desarrollarán muchas de las relaciones que se encuentran en el mundo de los negocios.

En 2008, junto con el ex banquero Juan Domingo Cordero y otros socios, Gorrín formó una licencia para crear la empresa Seguros La Vitalicia.

Pero no sería mucho tiempo después de que la mayor parte de los venezolanos oirían hablar de Raúl Gorrín .

Ocurrió en 2013 cuando se hizo en el nuevo propietario de Globovisión, que hasta entonces era el único canal de noticias de Venezuela con una línea informativa abiertamente crítica con el gobierno.

Entonces, Gorrín se propuso cambiar la forma de trabajar de la televisión, con la intención de “bajar los niveles de conflicto” y convertirlo en una “voz neutral” en el medio del conflicto político de ese país.

El cambio de la línea editorial El éxito de la redacción se ha publicado en el canal, denunciando ser víctimas de “censura”.

A finales de 2017, el nombre de Gorrín volverá a estar envuelto en la política, cuando la prensa dijo que el magnate venezolano se había reunido con el vicepresidente Mike Pence y que supuestamente está como negociador entre la Casa Blanca y el gobierno de Maduro para negociar una transición en Venezuela.

Entonces, no estaba claro si Gorrín estaba realmente autorizado por las autoridades venezolanas para hacer de mediador.

Ahora, tras las acusaciones en marcha en su contra, no parece probable que la Casa Blanca pudiera ser un interlocutor.

Raúl Gorrín habría lavado $ 1 billón en sobornos

El multimillonario venezolano, propietario del canal de TV de noticias, Globovisión, fue acusado por su papel en un sistema de intercambio de dinero y lavado de dinero de miles de millones de dólares. Un ex tesorero nacional venezolano y un antiguo propietario del Banco Peravia en la República Dominicana se declara culpable en un proceso que hoy se cerró por su papel en el plan.

El fiscal general adjunto, Brian A. Benczkowski, de la División Criminal del Departamento de Justicia; la fiscal federal, Ariana Fajardo Orshan, del Distrito Sur de Florida; El agente especial a cargo, Mark Selby, de Investigaciones de Seguridad Nacional de Inmigración y Aduanas de los EE.UU. (HSI), Oficina de Campo en Miami; el agente especial de carga, Mark B. Dawson, de la Oficina de Campo de HSI en Houston; el agente a cargo, George L. Piro, de la Oficina de Campo en Miami del FBI; El agente de carga, Peter C. Fitzhugh, y el inspector general, Jay N. Lerner, de la Corporación Federal de Seguros de Depósitos (FDIC) La oficina de Washington, DC, hicieron el anuncio.

Raúl Gorrín Belisario , de 50 años, ciudadano venezolano con residencia en Miami, Florida, fue acusado en una posición pública el 16 de agosto de 2017, en el Distrito Sur de Florida, con una carga de conspiración para violar la Ley de Prácticas Corruptas en El Extranjero (FCPA), una carga de conspiración para el lavado de dinero y nueve cargos de lavado de dinero. El caso ha sido asignado al Juez de Distrito de los Estados Unidos, William P. Dimitrouleas, del Distrito Sur de Florida.

Por su parte, Alejandro Andrade Cedeno , de 54 años, ciudadano venezolano que reside en Wellington, Florida y ex tesorero nacional venezolano, se declara culpable bajo sello el 22 de diciembre de 2017, ante el Juez de Distrito de los Estados Unidos, Robin L Rosenberg, del Distrito Sur de Florida, de conspiración para el lavado de dinero.

Así mismo, Gabriel Arturo Jiménez Aray , de 50 años, ciudadano venezolano que reside en Chicago, Illinois y antiguo propietario de Banco Peravia, se declara culpable bajo sello el 20 de marzo de 2018 en el Distrito Sur de Florida, ante el juez Rosenberg, Una carga de conspiración para el lavado de dinero.

Los cargos contra Andrade y Jiménez fueron revelados ayer martes 20 de noviembre. La acusación formal alega que Gorrín pagó millones de dólares en sobornos a dos funcionarios venezolanos de alto nivel, incluyó a Andrade , para garantizar los derechos a realizar las operaciones de cambio de moneda extranjera a las tasas favorables para el gobierno venezolano. Además de transferir dinero para los funcionarios, Gorrín, supuestamente, se entiende y pagó los gastos relacionados con los aviones privados, yates, casas, caballos campeones, relojes de alta gama y una línea de moda.

Para ocultar los pagos de sobornos, Gorrín realiza pagos a través de múltiples compañías ficticias. Gorrín presuntamente se asoció con Jiménezpara adquirir el Banco Peravia, de República Dominicana, para obtener información sobre los funcionarios y las ganancias del plan.

Como parte de su declaración de culpabilidad, Andrade admitió que recibió más de millones de dólares en sobornos de parte de Gorrín y otros co-conspiradores, un cambio de utilizar su posición de tesorero nacional venezolano para seleccionarlos para realizar el cambio de moneda para El gobierno venezolano. Como parte de su acuerdo de culpabilidad, Andrade aceptó una sentencia de dinero por decomiso de $ 1 millón y la confiscación de todos los activos involucrados en el esquema corrupto, incluidos bienes raíces, vehículos, caballos, relojes, aviones y cuentas bancarias. Su sentencia está programada para el 27 de noviembre.

Como parte de su declaración de culpabilidad, Jiménez admitió que, como parte del plan, conspiró con Gorrín y otros para adquirir Banco Peravia, a través de los que han recibido un informe sobre los fondos del plan. Su sentencia está programada para el 29 de noviembre.

HSI Miami, HSI Houston, HSI Boston, FBI Miami y la FDIC DC, investigaron este caso, están siendo procesados ​​por los abogados litigantes Vanessa Sisti Snyder, Paul A. Hayden y John-Alex Romano, de la Sección de Fraude de la División Penal y los abogados adjuntos de los Estados Unidos, Michael B. Nadler y Nalina Sombuntham, de la División Penal del Distrito Sur de la Florida. La Oficina de Asuntos Internacionales de la División de lo Penal se presta una asistencia considerable en este asunto. La Policía Nacional también proporcionó asistencia significativa.

Los cargos en la acusación formal son meramente alegatos, y el acusado de ser inocente hasta que se pueda ver su culpabilidad, más allá de una duda razonable en un tribunal de justicia.

Completa el formulario y recibe nuestra asesoría

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.