Destacadas Negocios

China contrataca y Wall Street se desploma

Un día los ciudadanos de Estados Unidos que votaron por  Donald Trump van arrepentirse de ello. Pero no será hoy pese a que Wall Street registra otra estrepitosa caída con lo que suma ya cuatro semanas consecutivas cerrando con pérdidas.

El índice Dow Jones se precipitó 614 puntos abajo (2.6%), el S&P 500 perdió 75 puntos (2.6%) y el NASDAQ vio esfumarse 240 unidades (3.0%), luego de que el actual inquilino de la Casa Blanca se parapetara detrás de la ametralladora de su cuenta de Twitter para “ordenar” a las empresas estadounidenses que busquen una alternativa a China y salgan de ese país.

“Nuestro país ha perdido estúpidamente billones de dólares con China a lo largo de los años. Se han robado nuestra propiedad intelectual a una tasa de cientos de miles de millones de dólares por año, y pretenden seguir así. No voy a permitirlo. No necesitamos a China y, francamente, estaríamos mejor sin ellos”, escribió Trump luego de conocer que el gobierno de Beijing impondrá nuevos aranceles a productos estadounidenses valorados en 75,000 millones de dólares.

La iniciativa de China, una respuesta que tardó semanas en llegar luego de que Trump anunció a principios de mes la entrada en vigor de un impuesto de 10% a productos y servicios chinos que importan una suma de 300,000 millones de dólares, desató la ira del millonario metido a presidente, que incluso cargó en contra de Jerome Powell, el presidente de la Reserva Federal.

“Como de costumbre la Fed no hizo nada. Es increíble que puedan “hablar” sin saber o preguntar lo que estoy haciendo, lo cual anunciaré en breve. Tenemos un dólar muy fuerte y una muy débil Reserva Federal. Trabajaré “intensamente” con ambos (…) Mi única pregunta es: ¿quién es nuestro mayor enemigo: Jay Powell o el presidente Xi?”.

El anuncio hecho por China, un contramedida que era previsible, implica la imposición de aranceles de entre 5 y 10% a más de 5,000 productos de Estados Unidos en dos fases a partir del 1 de septiembre y del 15 de diciembre, las mismas fechas fijadas por Trump para castigar a los productos de ese país. Asimismo, el gobierno de Beijing también informó que gravará con un impuesto de 25% a los automóviles procedentes de Estados Unidos y con 5% a las autopartes.

La sacudida que experimentó Wall Street tras la andanada de tweets de Trump, afectó especialmente al sector tecnológico (-3.30%), el cual lleva semanas resintiendo la guerra comercial entre las dos economías más grandes del mundo, así como al energético (-3.37%) y al de los bienes de consumo no esenciales.

Con los mercados ya cerrados, Trump no pudo contenerse y, nuevamente desde Twitter, anunció una nueva alza a los aranceles impuestos a los productos de China: de 25 a 30% a aquellos bienes que importan una cifra de 250,000 millones de dólares a partir del 1 de octubre, y de 10 a 15% a los 300,000 millones restantes a partir del 1 de septiembre.

“China no debió haber impuesto nuevas tarifas a los 75,000 millones de dólares en productos estadounidenses (una acción motivada políticamente)”, argumentó Trump luego de insistir que China y otros países se han aprovechado comercialmente de los Estados Unidos y le han robado su propiedad intelectual.

Falta por ver cómo reaccionan las bolsas asiáticas al iniciar operaciones el próximo lunes, pero casi podría anticiparse que irán a la baja y es probable que se produzca una reacción en cadena en los mercados europeos y más tarde en los americanos. Al viernes negro podría sumarse un lunes también oscuro, en la escalada de un conflicto que podría conducir al mundo a una época de recesión.

Completa el formulario y recibe nuestra asesoría

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.