Consejos Destacadas

Beneficios de declarar su propiedad como vivienda principal en Florida

La vivienda principal es aquella que es usada por el propietario en forma permanente. El tener una propiedad declarada como vivienda principal da grandes beneficios.

A continuación los tres más importantes de ellos:

  1. Deducción de $ 25.000 en el valor fiscal de la propiedad:

Esta exención fiscal es un privilegio que le da el estado de la Florida a todos los residentes o nacionales que declaren su vivienda como vivienda principal. La exención fiscal tiene grandes beneficios para el que la declara. Uno de estos beneficios más conocidos es el de permitirle al propietario deducir $25,000 del valor fiscal de la propiedad, lo cual se traduce en menos pago de impuesto a la hora de hacer la declaración correspondiente.

  1. Protección contra los acreedores:

En Florida, el propietario de una vivienda declarada como vivienda principal tiene el derecho de proteger esta vivienda en forma ilimitada contra todos los acreedores, y no es afectada por el monto de la deuda que se quisiera reclamar. La propiedad está protegida hasta en medio acre si está en un área residencial, y hasta 160 acres si está fuera de un municipio.

Por esta razón el estado de la Florida es llamado el estado amigable para los deudores. La exención es aplicable inclusive cuando el comprador adquiere una vivienda con la intención de evitar a quienes les están cobrando. No es raro escuchar que Florida es el estado donde los criminales de cuello blanco se convierten en residentes, luego compran sus casas multimillonarias y las declaran como vivienda principal. Algunos de ellos solicitan líneas de crédito sobre estas viviendas y luego se mantienen o se sustentan con estos dineros.

  1. Límite del 3% anual en el aumento del impuesto a la propiedad:

Otra de las ventajas importantes de la declaración como vivienda principal es el hecho que el dueño de la propiedad limita el aumento de los impuestos de su propiedad a un máximo de 3% anual. Esto puede ser una ventaja muy importante, sobre todo en áreas donde la apreciación de las propiedades es alta o cuando los precios de las propiedades en general suben aceleradamente.

Esta ventaja es la razón por la que podemos ver disparidades en los montos de los impuestos que pueden pagar dos vecinos contiguos con propiedades similares. Ejemplo: uno de los vecinos compró su vivienda hace 15 años, cuando los precios estaban muy bajos, y la declaró como vivienda principal desde ese momento. A este propietario sus impuestos de la propiedad se le han incrementado a una tasa máxima de 3% anual. El otro vecino compró su propiedad como inversión, más o menos en la misma época que el primero, pero al no poderla declarar como vivienda principal, sus impuestos han subido o bajado sin ningún límite y por tanto paga impuestos a la propiedad en cantidad sustancialmente mayor a lo que paga su primer vecino.

¿Quién puede calificar para esta exención?

Califica toda persona, nacional o extranjera, que tenga su residencia permanente en la Florida. Cualquier ciudadano que tenga una residencia con carácter permanente puede solicitar la exención.

¿Dónde y cuándo se debe solicitar la exención?

La exención debe solicitarse en la oficina de avalúo de inmuebles entre el 1 de Enero y el 1 de Marzo de cada año. Una vez aceptada y satisfechos los recaudos, la misma será aprobada y la renovación será automática cada año hasta el día que la propiedad sea vendida a un nuevo dueño.

¿Cómo se calcula la exención fiscal para la vivienda principal?

Cada condado le asigna un valor fiscal anualmente a las propiedades (assesed value). Este valor, normalmente es menor que el valor del mercado de la propiedad mencionada. Cuando la residencia se declara como vivienda principal se le aplica la deducción de $25,000. Es decir que si el valor fiscal que se le ha asignado a una propiedad es $400,000, al aplicar la deducción entonces quedará en $375,000 para efectos de impuestos.

Completa el formulario y recibe nuestra asesoría

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.