Destacadas Vitrina

Un adios a la voz que le dio a América su corazón y su alma

Mario Augusto Beroes Ríos/@marber22.-     Eran los últimos días de agosto de 1968 y la televisión de la casa, la única, ubicada en la sala, estaba encendida sintonizando Radio Caracas Televisión (RCTV), o el canal 2 en el programa El Show de Renny, uno de los programas favoritos de mis padres y al cual algunas veces yo le prestaba cierta atención. De repente, una cantante morena enfundada en un vestido de plumas comienza a cantar un tema que me hizo fijar la atención en la pantalla grisácea. El tema en cuestión era Think (Piensa) y la vocalista, la Reina del Soul, Aretha Franklin, quien se presentaba por aquellos días en Caracas.

Oir esa canción y querer tener el disco fue una reacción en paralelo. Al día siguiente me enteré leyendo los periódicos que Aretha Luise Franklin se iba a presentar por varios días en El Hipocampo, una combinación de discoteca y boite ubicado en el Centro Comercial Chacaito, el lugar de moda para aquel momento en la Caracas que un año antes había celebrado su Cuatricentenario. Si en algún momento quise ir a un concierto fue a ese, pero a los 9 años era como que complicado el poder hacerlo. No me quedó otra que ver su otra presentación en RCTV y escuchar sus canciones. Comenzaba una adoración por la Reina del Soul, la cual perdura hasta hoy.
La cuestión fue que quedé prendado de esa voz chillona y algo àspera; que salía de lo más profundo del alma de esta morena nacida en la ciudad de Memphis, Tennessee. Recuerdo haber oído todas las veces que pude en el viejo tocadisco Garrard de mi papá su disco de grandes éxitos y, desde ese momento, estar más pendiente del Show de Renny o de su otro programa, Renny Presenta, que era los domingos en la noche. Por algo él, a más de 40 años de muerto, sigue siendo el Número Uno de la televisión venezolana, y una de las referencias de los medios televisivos a nivel internacional.

Hoy me entero de su muerte. Tenía 76 años y desde hace tiempo un cáncer en el páncreas le minaba su determinación por vivir y seguir cantando ante cualquier tipo de público. Hoy la música góspel, el soul y el R&B pierden una de sus mejores voces, sin embargo quedan sus grabaciones con Columbia, Atlantic y, las más recientes, Arista Records.

Para mi tres son los temas que la identifican: Respect, Think y Chain of Fools. Sin embargo no podría dejar por fuera I say a little prayer y la excelente versión de Bridge over troubled water. Estos y la innumerable cantidad de canciones que la acompañaron hasta su última producción; la primera bajo su propio sello, “Aretha Records”, la cual espera desde 2007 por salir a la venta.

Aretha Franklin fue la voz que le dio a América su corazón y su alma. Sus canciones, desde himnos feministas a dolorosas canciones de desamor. Su posición como cantante de color ante las políticas segregacionistas en los EE.UU; la búsqueda de la espiritualidad y su ambivalente vida personal, son otros aspectos que la caracterizaron. Ella se convirtió en un titán de la cultura pop y en un símbolo de la cultura musical estadounidense. Bye Queen of Soul.

Completa el formulario y recibe nuestra asesoría

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.