Herramientas para invertir

¡Miami, ciudad en constante crecimiento económico!

Por Nayeska Cruz

Miami, uno de los principales centros de negocios de Estados Unidos y que poco a poco se ha convertido en uno de los más grandes del mundo. Esto se debe a su gran red empresarial y su gran auge en bienes raíces y franquiciadores.

El personal de finanzas del sitio web Wallet Hub habló de Miami, según estudios especializados, catalogó a Miami como la segunda mejor economía en constante crecimiento en comparación a otras grandes y más productivas ciudades de Estados Unidos. La ciudad que tuvo el primer lugar fue Austin, Texas con una gran población de 912,791.

La ciudad de Miami también ocupó el puesto número 17 de la mejor economía en crecimiento entre todas las ciudades de la nación, tomando un tiempo entre el año 2010 hasta el 2014, aumentando así un 7.7% de 399,457 en el año 2010 y cerca de los 430,332  para el 2014, según U.S. Census Bureau.

La ciudad del sol y la inversión tomó el puesto número uno en aumento de empleos a tiempo completo, crecimiento de población en edad que trabaja, el número seis por descenso en pobreza, puesto número siete en crecimiento de negocios y número diez en crecimiento por ingreso promedio para el hogar. El Condado de Palm Beach pisó el décimo lugar de crecimiento económico más avanzado entre 211 ciudades. Mientras que el Condado de Miami-Dade estuvo por el puesto 39vo de crecimiento más rápido de ciudades entre 211 más pequeñas del país.

Este estudio llevado a cabo por WalletHub detalló totalmente la fortaleza económica de Miami y algo más del Sur de la Florida. Se destaca un aproximado que va por encima de los $20 billones en avances de infraestructura y el importante papel del aumento en empleos locales. El turismo y el mercado de bienes raíces de Miami ha logrado incrementar y apresurar cada vez más la economía del estado.

 

 

¡Miami, ciudad en constante crecimiento económico!

Completa el formulario y recibe nuestra asesoría

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.