Herramientas para invertir Negocios de Éxito Real Estate

Mercados inmobiliarios de NY y Virginia esperan por Amazon

Así es la sede de Amazon en Seattle.

En Nueva York y en Virginia ya se preparan para la llegada de las oficinas principales de Amazon: Los apartamentos y las casas comenzaron a subir de precio.

248% subieron las búsquedas por Internet de viviendas en Long Island City, durante
mucho tiempo área industrial del distrito de Queens.

84% subieron las búsquedas en la otra sede escogida por Amazon, Crystal City,
Virginia.

El aumento de interés súbito es consecuencia directa de la decisión de Amazon de
dividir en dos la ubicación de su nueva sede, conocida como HQ2, entre los estados de
Nueva York (específicamente Long Island City, en el Bronx) y Virginia
(específicamente Crystal City).

La construcción de las dos sedes de Amazon significará unos 25.000 empleos para cada
una de las dos ubicaciones. Los empleos generados recibirán salarios promedio de
150.000 dólares al año, todo un impulso para la economía de las dos regiones.

Lo que temen los vecinos es que solo suban de precio las viviendas de gama alta pero se
estanquen o bajen los precios de las viviendas más económicas, como ocurrió en las
otras de Amazon, como California y Seattle.

La escogencia de Long Island City, en el Bronx, como ubicación de su sede dividida la
atribuyen expertos al hecho de que el sitio escogido por Amazon pertenece a una “zona
de oportunidad” federal.

Esto significa que, por decisión del presidente Donald Trump, quienes construyan,
inviertan o desarrollen en esta zona recibirán una serie de beneficios fiscales por haber
apostado por áreas de alta pobreza y bajos ingresos.

Funcionarios de cada estado designaron 8.700 zonas de oportunidad federal en todo el
país. En estas áreas residen unas 35 millones de personas con tasas altas de pobreza y
desempleo, más altas que en otras comunidades de Estados Unidos.

Sede de Amazon.

Completa el formulario y recibe nuestra asesoría

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.