Destacadas Emigrar por inversión

¿Cómo se comportan los estadounidenses?

Los ciudadanos de Estados Unidos de América se llaman a sí mismos americanos. Otros habitantes de este continente no comparten esta autodefinición por considerarla una generalización imprecisa. Es por ello que en los países hispanoparlante y, principalmente, en Latinoamérica, se simplifica la mención del país como Estados Unidos y el gentilicio “estadounidenses” o “norteamericano”.

Aunque los individuos que componen la población de Estados Unidos tienen diversas raíces culturales, existen características sociales y de vida en comunidad que comparten. Estas características varían notablemente en cada región, por lo cual no deben ser percibidos como estereotipos. A continuación, algunos aspectos que han constituido el llamado “American way of life” o estilo de vida americano.

Individualismo:
Las leyes norteamericanas hacen énfasis en los derechos y las libertades individuales. Esto le ha otorgado a la población un amplio respeto de la vida privada, las opiniones de los demás y la igualdad humana en todo sentido. Luchan y defienden los beneficios propios y personales, más que los comunitarios. Aunque existe una amplia fidelidad de grupo, los derechos individuales prevalecen y son los más importantes.

Independencia y autoconfianza:
Desde temprana edad, se enseña a los niños a ser independientes. Se les permite tener privacidad en su habitación, tienen decisión sobre sus propios estudios y carreras, sobre sus matrimonios y futuro en general, en lugar de seguir un plan paterno.

Franqueza:
Lo más importante en las relaciones interpersonales es ser directos, honestos y francos. A veces, pueden parecer hasta bruscos ya que son capaces de abordar temas polémicos y embarazosos. Sin embargo, a pesar de esta cualidad, tienen respeto por su interlocutor y evitan, en la mayoría de los casos, ser ofensivos o lo que ellos denominan “politically incorrect”.

Informalidad:
Se visten y divierten de manera informal. Se abordan de manera familiar y cercana, sin protocolo ni patrones preestablecidos.

Competencia y realización personal:
Le otorgan mucha importancia al logro y al éxito personal, tanto en los asuntos profesionales, como en las cosas domésticas o cotidianas.

Amistad:
Los estadounidenses son buenos amigos y vale la pena esforzarse por obtener una relación perdurable con ellos. Sin embargo, la amistad es entendida de manera distinta a la forma de ser hispana o latina.

Éxito material:
Algunos estadounidenses miden el éxito en función del dinero obtenido o por los bienes que poseen.

Puntualidad y energía:
Esta característica aplica sobre todo para los trabajadores profesionales de oficinas, gerencia, servicios y ventas.

Etnocentrismo:
En gran medida, los estadounidenses suelen estar escasamente informados sobre asuntos internacionales. Saben poco sobre la geografía, historia y realidades de otros países e incluso a veces desconocen importantes problemas mundiales.

Completa el formulario y recibe nuestra asesoría

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.