Consejos Emigrar por inversión Noticias Real Estate

¿Compra casa en Florida? 6 cosas que debe saber

A raíz de la crisis en el ramo vivienda o casa, las condiciones parecían adecuadas para los compradores extranjeros que deseaban engullir bienes raíces estadounidenses de primera calidad. Las casas se vendían a precios atractivos, y el dólar era relativamente asequible. Sin embargo, en los últimos años, las cosas se han vuelto más difíciles para los inversores extranjeros. Los precios de los bienes raíces residenciales suben en todo el país en torno al 35% desde 2012, y el dólar sigue ganando fuerza frente a una serie de monedas claves, aumentando aún más el precio que los extranjeros tienen que pagar por los hogares en los Estados Unidos.

Cómo ser un comprador extranjero es diferente Para residentes que no son estadounidenses que buscan tener una casa como inversión, hay una serie de factores a considerar si está por adquirir una hipoteca. Lo primero es saber que los gigantes hipotecarios como Fannie Mae y Freddie Mac, no comprarán sus préstamos.

Lo segundo es que muchos bancos, aunque sí pueden prestar dinero a las personas que que viven fuera de los Estados Unidos, le van a ofrecer préstamos no conformes con sus propias pautas de aseguramiento y más si es para una casa. Por ejemplo, HSBC ofrece hasta $ 3 millones de financiamiento a inversionistas internacionales con la documentación requerida.

El tercer punto a la hora de comprar una casa es que debe hacer un pago inicial más grande, esto para compensar su mayor riesgo de crédito. Los prestamistas suelen pedirle que ponga hasta 30% o más del precio de venta antes de extender un préstamo.

El cuarto aspecto es que debe saber que es más estricto su proceso de aprobación para adquirir una casa o vivienda. Otro aspecto que es diferente para los ciudadanos de los Estados Unidos es la verificación de ingresos y crédito. El proceso es más complicado para aquellos que viven fuera del país, ya que no tienen formularios de impuestos americanos o un historial de crédito interno.

El penúltimo item es el tiempo. Lleva más tiempo para los extranjeros y por eso tiene sentido aplicar a través de un banco que tiene presencia en su país de origen, así como en los Estados Unidos.

El sexto aspecto es que debe saber que existen alternativas más baratas que el efectivo. Dado los obstáculos implicados con conseguir un préstamo, un montón de inversionistas de ultramar deciden pagar efectivo para las propiedades residenciales. Pero con los precios subiendo, muchos de ellos están comenzando a observar otras alternativas más asequibles, inclusive, otros países.

Los inversionistas de ultramar compraron $ 102.6 mil millones de propiedades inmobiliarias residenciales de los EEUU entre abril 2015 y marzo de 2016, apenas el 1% que el año anterior, según la asociación nacional de los agentes inmobiliarios. Sin embargo, el número de propiedades que adquirieron aumentó alrededor del 3% durante ese mismo período, lo que indica que están comprando o pensando en casas menos costosas.

 

Video

Miami desde el cielo

Miami