Destacadas Emigrar por inversión

¿Cómo formalizar tu negocio?

¿Conoces el trabajo de un Community Manager?

¿Cómo formalizar tu negocio? El objetivo del Programa EB-5 de inmigración es que empresarios extranjeros puedan obtener la residencia permanente o Green Card mediante la realización de una inversión de US$ 1 millón y, en algunos casos, de US$ 500 mil. La inversión debe llevarse a cabo a través de los llamados Centros Regionales, que operan determinados proyectos de inversión y funcionan como unidades económicas, públicas o privadas, dedicadas al incremento de la productividad y al desarrollo económico, así como también a la promoción de la inversión de capitales, nacionales y extranjeros, en distintas zonas de Estados Unidos.

Actualmente existen más de 160 Centros Regionales distribuidos en los estados de Alabama, Arizona, California, Colorado, Distrito de Columbia, Florida, Georgia, Guam, Hawaii, Idaho, Illinois, Indiana, Iowa, Kansas, Kentucky, Louisiana, Maryland, Massachusetts, Michigan, Mississippi, Montana, Nevada, Nueva Jersey, Nueva York, Carolina del Norte, Ohio, Oklahoma, Pennsylvania, Carolina del Sur, Dakota del Sur, Tennessee, Texas, Utah, Vermont, Washington, Wisconsin, Wyoming.

Cada uno opera de manera autónoma inversiones calificadas por el gobierno de Estados Unidos que contribuirán al desarrollo económico del país y que requieren de inyección de capital, para lo cual se promueve la participación de inversionistas extranjeros. Se exige que el capitalista invierta US$ 1 millón; pero también puede invertir el monto mínimo de US$ 500 mil en un área de Estados Unidos considerada como rural o con alto índice de desempleo.

La inversión debe generar como mínimo10 empleos a tiempo completo para ciudadanos estadounidenses, residentes permanentes o cualquier extranjero con status legal en Estados Unidos, sin incluir al inversionista ni a miembros de su familia. No se exige que el inversionista permanezca al frente de la operación. A cambio de la inyección de capital, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos otorga al inversionista extranjero una residencia permanente o Green Card. Luego de 5 años de conservar ese estatus legal, el inversionista es elegible para obtener la ciudadanía estadounidense.

El programa EB-5 permite que la familia del solicitante, es decir, el cónyuge y los hijos menores de 21 años, puedan ser incluidos en la solicitud de visa. El inversionista no está obligado a permanecer en Estados Unidos para conservar su status legal, puede regresar a su país de origen cuando lo desee, y, además, se le permite entrar y salir del territorio estadounidense de manera ilimitada. Este programa resulta muy atractivo para inversionistas latinoamericanos interesados en obtener la ventaja estratégica de establecerse en Estados Unidos y desde allí expandir sus operaciones comerciales hacia un mercado global.

 

 

¿Cómo formalizar tu negocio?

Video

Miami desde el cielo

Miami