Destacadas Emigrar por inversión Noticias

Borícuas contribuyen a expansión económica en Florida

El año pasado, Edwin Piñeiro viajó a Walt Disney World junto a su esposa y su hijo de 6 años para tomar unas vacaciones en el reino de la fantasía. Lo que no imaginaba es que su historia tomaría otro rumbo y terminaría quedándose en la Florida Central indefinidamente.

El huracán María frenó su viaje de regreso a Puerto Rico el 20 de septiembre. El impacto del fenómeno paralizó todos los vuelos a la isla. Aunque su hogar en la Isla del Encanto no resultó destruído, la maltrecha economía del Estado Libre Asociado recibió un nuevo golpe poniendo en jaque las finanzas del país.

Ante el panorama, Piñeiro tuvo que buscar trabajo, una escuela para su niño y un hogar para su familia. A cuatro meses del ciclón Piñeiro continua sin fecha de regreso a su país natal, según un reportaje publicado en El Sentinel.

“Se suponía que pasaríamos un fin de semana largo [acá]”, dijo Piñeiro. “Al principio no podíamos regresar. Luego, no queríamos llevar al niño [a Puerto Rico] en medio de esa situación”, explicó.

No obstante, Piñeiro tenía experiencia como vendedor de seguros en la isla por lo que encontró una plaza similar en el estado del sol. Su historia evidencia el estado del mercado laboral de la región para el 2018, la mejor temporada en los últimos 10 años para encontrar empleo en la Florida Central.

Tanto economistas como dueños de negocio auguran un buen año. De hecho, podría ser tan bueno como para obligar a la comunidad empresarial a lidiar con retos que han afectado la región durante la última década como falta de vivienda para sus empleados y la escasez de propiedad en sectores comerciales e industriales.

La Florida Central encara un reto adicional ante el éxodo de al menos 50.000 puertorriqueños que se cree se mudaron a la Florida tras el impacto de María, en su mayoría a la zona de Orlando.

Se espera que miles de boricuas continúen relocalizandose a la región. Los recién llegados están encontrando un mercado laboral robusto y la economía más fuerte desde la Gran Recesión. Lamentablemente, también están encontrando piedras en su camino a obtener vivienda, especialmente propiedades a bajo costo.

Por su parte, los empleadores se están beneficiando del influjo de trabajadores puertorriqueños. Aún así, Piñeiro advirtío que establecerse en la Florida Central no es sencillo. “Algunas personas vienen pensando que Mickey los va a recibir en el aeropuerto con un cheque y algunos terminan regresandose”,expresó Piñeiro. “Tienes que estar dispuesto a trabajar duro”.

A aquellos en busca de empleo, sugirió llamar a la agencia CareerSource Central Florida, ir a una feria laboral o aceptar un trabajo temporalmente.

De hecho, la dependencia estatal CareerSource anticipa obtener fondos adicionales este año para asistir a los candidatos boricuas recién llegados. “Creo que nuestro mercado laboral está en buen estado para absorber este crecimiento”, acotó Sean Snaith, economista de la Universidad Central de Florida (UCF). “Es un momento significativo en la Florida Central y tenemos billones en proyectos de infraestructura en desarrollo en la Interestatal 4, Lake Nona, International Drive, y otras áreas.

De igual importancia, declaró Snaith, es el robustecimiento del mercado laboral que está generando plazas a tiempo completo motivando el regreso de trabajadores desempleados que habían cesado su búsqueda. Ese factor aumentará presión en los salarios, un enlace que no se había considerado en la recuperación económica.

Mientras, la inmigración nacional también jugará un rol que podría restringir la cantidad de trabajadores disponibles a base de las medidas que tome la Administración Trump respect a las leyes de inmigración. La llegada de puertorriqueños podría compensar esa baja en la Florida Central y algunas otras regiones.

El economista considera que el enfoque de “doble cañón” por parte de la administración Trump a la economía tendrá resultados positives, pero a corto plazo. Según Snaith, el plan de recortar los impuestos y la regulación a la vez que se contempla un gran impulso a la infraestructura, debería levantar la economía por uno o dos años más.

En cuanto a la bolsa de valores, a la industria de acciones le irá bien este año, según explicó Chris McCarty, economista de UCF. Aunque resaltó que la economía encara el riesgo de aumentar la deuda y los déficits. “Probablemente parecerá un buen año, pero bajo el tapete hay asuntos grandes que no se han evaluado”, resaltó McCarty.

Entre los problemas ocultos se destacan los $ 4.5 billones que la Reserva Federal mantiene en sus libros de “flexibilización cuantitativa”, una medida que ayudó a sacar a la economía de la Gran Recesión.

The New York Times informó el año pasado que la Reserva Federal comenzará a “retirarse” de los bonos del Tesoro y de los valores respaldados por hipotecas, ya sea dejándolos vencer o vendiéndolos. “En última instancia, eso dará lugar a tasas de interés más altas en las hipotecas”, dijo McCarty.

El año pasado, un creciente número de bancos advirtió que los mercados mundiales se encuentran en las últimas etapas de una recuperación económica, incluídos HSBC, Citigroup y Morgan Stanley. Incluso con la aprobación del plan de recorte de impuestos del Partido Republicano, Bank of America augura una desaceleración en el mercado bursátil a fines de este año. La corrida en Wall Street es ahora la segunda más larga de la historia.

Al presente, la mayoría de las tendencias locales son buenas para la Florida Central, incluyendo una creciente vacilación a las inversiones en propiedades costeras debido a los huracanes y el cambio climático, dijo McCarty. Por ende, la cantidad de inversionistas del sur de Florida que compran propiedades en la Florida Central está aumentando. Pese a esto, la era de Trump y la represión inmigratoria podrían asustar a algunos viajeros e inversionistas extranjeros, advirtió.

La ciudad de Orlando sigue reflejando tendencias nacionales que incluyen una inclinación general a vivir en el centro de la ciudad. Cerca del Lago Eola, por ejemplo, se alquila Citi Tower, una de las torres de apartamentos más altas. Además, se espera que la construcción del denominado Modera Central termine este año. Cabe resaltar, que el alquiler promedio subió más de $ 1.000 por una habitación en 2017 y es más alto para los nuevos edificios en el centro.

De igual forma, se está construyendo la primera torre de oficinas de rascacielos del centro de la ciudad en 10 años: el edificio Church Street Plaza de 28 pisos.

En el futuro se esperan grandes proyectos al oeste de Downtown Orlando como el campus Downtown de UCF y el apartamento de uso mixto llamado Pendana at West Lakes, justo al sur del Camping World Stadium.

Pasando revisióٴn al comercio al detal, se espera una baja en las tiendas de almacén a la par con la tendencia nacional hacia el comercio electrónico y las compras experimentales. Este año inició con la clausura de Sam’s Club en Fern Park generando 173 despidos, junto con docenas de otros Sam’s Clubs, incluso cuando la empresa matriz Walmart anunció aumentos para los empleados.

Pese al inesperado giro en su vida Piñeiro se considera afortunado. Después de algunas noches en un hotel, su familia se mudó con su hermano que vive en la Florida Central. Ahora están dividiendo el alquiler con otra familia puertorriqueña. Piñeiro vende el seguro de salud Florida Blue para Allied Marketing.

Del otro lado de la moneda, la afluencia puertorriqueña, y la llegada de más personas de Venezuela y otros países, ha llevado a un auge en las ventas en esa compañía.

 

Completa el formulario y recibe nuestra asesoría

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.