Abogados

Reunir a migrantes separados: reto para EE.UU.

Migrantes protestan por la separación de familias en la frontera Estados Unidos-México.

Reunir a miles de menores separados de sus familias tras ingresar a Estados Unidos se ha convertido en todo un reto para el gobierno del presidente Donald Trump, que tendría que hacer un “esfuerzo extraordinario” para devolver a los niños a sus padres sin que los pequeños sufran “daño emocional”.

Jonathan White, del Departamento de Salud y Servicios Humanos, reconoce que muchos niños están ahora en casas de “patrocinadores”, y que sacarlos de ese entorno para devolverlos a sus familias “podría revestir graves problemas de bienestar infantil”, cita Voice of America (VoA).

Otros menores se encuentran bajo la custodia del propio Gobierno federal.

Sacar a los niños del cuidado de “patrocinadores” u hogares temporales “desestabilizaría la continuidad de su actual ambiente hogareño y podría ser traumático para los menores”, señaló White.

El gobierno reconocería que la cantidad de niños migrantes separados de sus familias podría ser mucho mayor de lo calculado inicialmente. Ann Maxwell, del departamento de Salud y Servicios Humanos, dijo en enero que el número es mayor a los 2.737 que el gobierno menciona.

Completa el formulario y recibe nuestra asesoría

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.