Destacadas Franquicias Noticias

Miami celebra 88° Juego de las Estrellas de la MLB

La fiesta comenzó ya en Miami. Por primera vez la ciudad celebra un evento de la magnitud de un Juego de las Estrellas de la MLB; la edición 88 con los abridores Chris Sale como lanzador de la Liga Americana y Max Scherzer por la Nacional.
Ambos iniciarán un partido, que por primera vez en 15 años, el ganador no determinará para su liga la ventaja de campo cuando llegue la próxima Serie Mundial. 
Quedarse sin el rótulo de que “ahora sí importa” no le resta al partido el interés y atractivo a la exhibición anual del béisbol de las Grandes Ligas, que este año tendrá el Marlins Park de escenario ideal.
La designación de ambos abridores ya se ha convertido en un gran aliciente y algo único en esta edición del “Clásico de mitad de temporada en la MLB”.
Sale se convertirá en el primer lanzador con aperturas consecutivas en el “Clásico de Verano” como representante de equipos distintos al enfrentarse contra Scherzer.
Ahora como estrella de los Medias Rojas de Boston, Sale, abrirá con el equipo del Joven Circuito, uno año después que abrió en San Diego con los Medias Blancas de Chicago y permitió un cuadrangular a Kris Bryant en el primer episodio.
El pasado diciembre, el zurdo estelar fue traspasado a los Medias Rojas a cambio de prospectos después de haber tenido varios enfrentamientos con los directivos de los Medias Blancas durante la temporada regular.
Scherzer también cumplirá su segunda apertura seguida en un Juego de Estrellas. Lo hizo con los Tigres de Detroit cuando abrió en la edición de 2013 en el Citi Field, donde Sale le relevo y tiró un par de episodios impecables para acreditarse con la victoria.
El as de los Dodgers de Los Angeles,  Clayton Kershaw, en una temporada en la que exhibe marca de 14-2 y efectividad de 2.18, tenia todos los honores para abrir por primera vez tras ser elegido por séptima vez.
Pero el zurdo quedó descartado una vez que abrió el domingo con los Dodgers y volvió a dar una gran exhibición.
Kershaw lanzó un juego completo y sus Dodgers quedaron con el mejor récord de las mayores, de 61-29, al llegar a la pausa del Juego de Estrellas de la MLB.
Pero ningún integrante de los Dodgers figura en la alineación titular de la Liga Nacional, algo que ha generado una gran frustración entre los peloteros del equipo angelino.
Tampoco aparecen jugadores de los Cachorros de Chicago, actuales campeones de la Serie Mundial, que en la que va de temporada regular tienen marca perdedora. Esta edición acentúa la aparición de nuevas figuras con 24 jugadores que tendrán la oportunidad de hacer su debut, además que habrá 30 peloteros con 27 años de edad o menos.
Los novatos Aaron Judge y Cody Bellinger junto al puertorriqueño Carlos Correa sobresalen dentro de la nueva camada, pero se acusará la ausencia por lesión de Mike Trout, que ostenta el vigente Jugador Más Valioso (MVP) de la Liga Americana.
El astro venezolano Miguel Cabrera, de los Tigres, no fue seleccionado por primera vez desde el 2009 ante el bajo rendimiento que ha tenido en lo que va de temporada, lo mismo que su equipo.
También se encuentran 22 jugadores extranjeros, con la República Dominicana a la cabeza al presentar a 11, mientras que Venezuela lo hará con seis, Puerto Rico tendrá a tres. Un nuevo récord para la MLB.
El orden al bate de la Nacional, dirigido por Joe Maddon, de los Cachorros, lo encabeza el jardinero central Charlie Blackmon (Colorado), seguido por el bateador designado Giancarlo Stanton (Miami).
El jardinero derecho Bryce Harper (Washington) estará tercero), seguido por el receptor Buster Posey (San Francisco), el segunda base Daniel Murphy (Washington), el tercera base de Nolan Arenado (Colorado), el primera base Ryan Zimmerman (Washington), el jardinero izquierdo dominicano Marcell Ozuna (Miami) y el torpedero Zack Cozart (Cincinnati).
La Liga Americana tendrá al segunda base venezolano José Altuve, de los Astros de Houston, como primero al bate, adelante del tercera base dominicano José Ramírez (Cleveland), el jardinero derecho Judge (Yanquis), el guardabosque izquierdo George Springer (Houston), el torpedero boricua Carlos Correa (Houston), el primera base Justin Smoak (Toronto).
Mientras que el designado será Corey Dickerson, de los Rays de Tampa Bay, el receptor venezolano Salvador Pérez (Kansas City) y el jardinero Mookie Betts (Boston).
Brad Mills, entrenador de banca de los Indios de Cleveland, dirigirá a la Americana debido a que el piloto Terry Francona tuvo que someterse a una cirugía la semana pasada por una arritmia cardíaca.